aceprensa

En los primeros tres meses de Jubileo aumentó un 37% la afluencia de visitantes a Roma

Se confirma la masiva presencia de peregrinos frente a la de turistas convencionales


Roma. Durante los tres primeros meses del Año Santo (de diciembre de 1999 a febrero de 2000) han visitado Roma 4,73 millones de peregrinos, de los cuales el 26% procedía de fuera de Italia. Según estos datos, publicados por la Agencia romana para la preparación del Jubileo, el organismo estatal encargado de la coordinación de los aspectos logísticos, el número total de peregrinos que llegará a Roma con ocasión del Año Santo rondará los 25 millones.

El número de peregrinos que han pasado al menos una noche en Roma durante el trimestre diciembre-febrero ha aumentado un 37,2% con respecto al mismo periodo un año antes. Además de italianos, que han supuesto más de tres cuartos del total, se ha incrementado también la presencia de franceses (+117%) y de españoles (+66%), mientras que las visitas de japoneses han disminuido levemente (-6%).

Por lo que se refiere a la tipología de los visitantes, se confirma la masiva presencia de peregrinos frente a la de turistas convencionales, algo que se ha manifestado también en el volumen de gastos: de hecho, la oficina central de cambios de divisas ha registrado un incremento de solo el 5% durante el trimestre con respecto al año pasado. Este hecho explica el descontento de algunos operadores turísticos, especialmente los gestores de hoteles de cuatro y cinco estrellas. Como era previsible, los alojamientos más usados por los peregrinos no han sido los hoteles sino las casas llevadas por congregaciones religiosas.

Todo esto era un fenómeno ya previsto. "Es inútil lamentarse -ha subrayado el delegado del gobierno, Stefano Landi-, pues se sabía perfectamente que el aumento de llegadas a Roma se iban a caracterizar por una fuerte motivación espiritual". Le ha hecho eco Luigi Zanda, presidente de la Agencia para la preparación del Jubileo: "Hemos dicho desde el primer día que el Jubileo no es un negocio, es una peregrinación. Razonar en términos de beneficios, aparte de que es complicado, resulta un poco fuera de lugar. Para nosotros, lo importante es el gran éxito, incluso desde el punto de vista civil, del Jubileo".

Para el trimestre abril-junio se esperan 6,65 millones de personas. Pero el número más alto absoluto se registrará durante el mes de agosto, con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud: las autoridades civiles se están preparando para acoger a un millón y medio de personas. Por su parte, la diócesis de Roma ha lanzado también una campaña de sensibilización para que las familias abran sus casas a los jóvenes peregrinos.

Diego Contreras