Premios Emmy 2018: El trono previsto y la corona sorprendente

Página 1

Los Emmy son unos premios de lo más peculiares. En pleno mes de septiembre, al regreso de las vacaciones, son prácticamente los únicos galardones del cine y la televisión que no se entregan en los meses de enero y febrero. No tienen problema en repetirse de un año para otro y eso se ha visto claramente en la edición de 2018, cuya gala se celebró ayer.

Una vez más, Juego de tronos (HBO) ha sido la ganadora pero ésta vez no ha avasallado como en los años precedentes. El premio a la mejor serie dramática y al mejor actor secundario (el tercer Emmy que obtiene Peter Dinklage por interpretar al carismático Tyrion Lannister), es un botín muy preciado, pero escaso, teniendo en cuenta que partía con 8 candidaturas. Aun así, Juego de tronos se consolida como la serie más galardonada en la historia de estos premios de la televisión que comenzaron en el año 1949. En total, las 7 temporadas han logrado 142 nominaciones y 42 premios.

El cuento de la criada (MGM) prometía repetir el éxito del año pasado, pero finalmente ha sido la gran perjudicada de la gala. Ha obtenido solo un premio menor (mejor actriz invitada en serie dramática para Samira Wiley) de un total de once candidaturas. La serie que lidera la actriz Elizabeth Moss, actriz protagonista y productora de la serie, y uno de los símbolos más reconocibles del movimiento feminista en todo el mundo, no ha convencido en su segunda temporada. O al menos eso dicen los premios y algunos críticos que no entendemos esa admiración de buena parte de la prensa especializada. Al menos, no por motivos artísticos; está claro que la campaña de promoción y el aprovechamiento del mensaje han sido muy eficaces.

Amazon, con cinco Emmys para su comedia “La maravillosa Sra. Maisel”, va convirtiéndose en un competidor real de los gigantes HBO y Netflix

La segunda temporada de The Crown (Netflix) ha puesto una vez más de acuerdo a todo el mundo. La excelencia de esta recreación histórica ha sido premiada con dos Emmys: mejor actriz principal en serie dramática (Claire Foy) y mejor dirección (Stephen Daldry). La mejor campaña de promoción posible a la esperadísima tercera sesión, que tendrá como uno de los argumentos centrales la controvertida relación entre la Reina Isabel y Lady Di.

The Americans (FX) es, posiblemente junto con Halt and catch fire, la serie más valorada con menos audiencia. En la pasada madrugada obtuvo dos premios de consideración: mejor actor principal en drama (Mathew Rys) y mejor guion en serie dramática.

La gran triunfadora de los premios de la comedia fue La maravillosa Sra. Maisel, que logró cinco Emmys de siete nominaciones: mejor serie, dirección, guion, actriz principal (Rachel Brosnahan) y actriz secundaria. Una victoria imponente para Amazon Studios, que poco a poco va convirtiéndose en un competidor real para las dos plataformas más importantes del mundo: Netflix y HBO. La guerra entre estos dos gigantes de la pequeña pantalla se saldó de manera simbólica con un empate a 23 premios, que sabrá mejor a HBO por el premio gordo para Juego de Tronos y la aparición de una nueva serie triunfadora en su equipo: la comedia Barry, ganadora de los Emmy al mejor actor principal (Bill Hader) y al secundario (Henry Winkler).

Peor suerte tuvieron los españoles. Ni Antonio Banderas interpretando a Picasso (Genius, National Geographic) ni Penélope Cruz como Donatella Versace (American Crime Story, Netflix) lograron finalmente el codiciado Emmy.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.