Por qué es tan cara la Universidad en EE.UU.

Página 1

En Estados Unidos se encuentran algunas de las universidades más prestigiosas del mundo, pero también es el país con una enseñanza superior más cara. En un artículo publicado en The Atlantic, Amanda Ripley examina las razones de que la Universidad en EE.UU. cueste más que la de otros países desarrollados.

Los estadounidenses gastan unos 30.000 dólares al año por estudiante universitario, casi el doble que la media de otros países desarrollados.

Uno de los motivos de la diferencia es que EE.UU. gasta mucho más en servicios no docentes, como vivienda, alimentación, sanidad, transporte (unos 3.370 dólares, más de tres veces la media de los otros países), pues es más probable que el alumno estudie fuera de casa.

EE.UU. gasta mucho más que otros países en servicios no docentes, pues es más probable que el alumno estudie fuera de casa

Aun sin tener en cuenta estos servicios, la gran mayoría del gasto que cubre los costes de la enseñanza, como el pago de profesores y personal no docente, asciende a 23.000 dólares por estudiante al año, el doble que en Suecia o Alemania. No hay que perder de vista que, a diferencia de lo que ocurre con los productos, el servicio educativo no se abarata con los cambios tecnológicos y es un servicio proporcionado por profesionales cuyos sueldos han crecido mucho en las últimas décadas.

Ripley destaca que en el sistema de educación superior estadounidense hay realmente tres sistemas: uno es el de los colleges públicos, de dos o cuatro años, al que asisten tres de cada cuatro estudiantes, y que es financiado por los estados y por las tasas académicas; el privado de instituciones sin ánimo de lucro; y el privado con ánimo de lucro.

En el sistema público, las tasas han crecido porque los estados han ido reduciendo la financiación por estudiante, sobre todo a raíz de la crisis de 2008. Ante los recortes, universidades públicas de primer nivel han elevado las tasas y han buscado estudiantes más ricos (extranjeros y de otros estados) que pagaran el coste completo.

Otra peculiaridad de EE.UU. respecto a otros países es que muchos colleges emplean un ejército de personal no docente (fund-raisers, abogados, entrenadores deportivos, servicio de admisiones y ayudas financieras, expertos en diversidad e inclusión, personal de seguridad y mantenimiento…). En general, puede decirse que las universidades estadounidenses gastan más en personal no docente que en profesorado, al revés que en cualquier otro país de la OCDE.

En el sistema de educación superior estadounidense hay realmente tres sistemas

La competencia entre universidades llevó a la búsqueda de estudiantes que pudieran pagar la matrícula completa, en principio para que ayudaran a subsidiar a otros de menos recursos. Pero una vez entrados en la competición, cada vez más centros –incluidos los privados no afectados por los recortes públicos­­­– hicieron lo mismo, aunque solo fuera para mantener alto el número de solicitudes.

Un sistema generoso de ayudas

Una cosa es que la enseñanza sea cara y otra que sea accesible. Si para medir su accesibilidad se tiene en cuenta el coste de las tasas, los libros y la manutención, y se divide por la renta media del país, EE.UU. queda el tercero por la cola (solo México y Japón quedan por debajo).

Pero si se tienen en cuenta las becas y préstamos para universitarios, EE.UU. figura entre los países más generosos. Las ayudas no cubren todo el coste, pero el 70% de los alumnos a tiempo completo reciben algún tipo de beca.

El artículo no entra en el problema del endeudamiento de los estudiantes para pagar sus estudios, y de la creciente dificultad para devolver los préstamos.

Ripley subraya también que el sistema universitario estadounidense es muy variado. En el conjunto mundial, EE.UU. tiene un desproporcionado número de universidades de élite, que aceptan a menos del 10% de los solicitantes, y que contratan a brillantes profesores que llevan a cabo una investigación destacable. Pero menos del 1% de los universitarios estudian en estos centros. En cambio, más de las tres cuartas partes de los estudiantes acuden a centros no selectivos, que admiten al menos a la mitad de los solicitantes.

Los estadounidenses con grado universitario ganan un 75% más que los que no lo tienen

¿Tienen mejor formación los universitarios de EE.UU.? En un reciente estudio de la OCDE sobre competencias de adultos de menos de 35 años con un grado universitario, los estadounidenses quedaron por debajo de otros 14 países en matemáticas, lo hicieron mejor en lectura quedando solo por debajo de seis países y volvieron a caer al puesto 14 en problemas de tecnología digital.

Pero aunque no está claro el valor académico del título universitario, sí tiene un indudable valor económico, ya que los estadounidenses con grado universitario ganan un 75% más que los que no lo tienen.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.