Planned Parenthood promueve el aborto en barrios residenciales

Página 1

La organización Planned Parenthood, dedicada a la difusión del control de la natalidad y principal suministradora privada de servicios anticonceptivos y del aborto, está siendo criticada por su intensa campaña comercial para llegar a nuevos mercados. La entidad, que se financia en gran parte con subvenciones públicas y donativos, se ha propuesto extender sus servicios entre personas de mayor nivel adquisitivo y está construyendo una red de centros nuevos con mejores equipamientos en barrios residenciales.

Las críticas a la nueva estrategia de marketing de Planned Parenthood llegan simultáneamente de sus principales detractores -los grupos pro vida- y de otras organizaciones y clínicas que también apoyan programas de planificación familiar y practican abortos, según informa Stephanie Simon en The Wall Street Journal (23-06-2008).

Los defensores de la vida alegan que esta institución, considerada como la mayor proveedora de abortos de Estados Unidos, reconoció en su última memoria económica unos ingresos anuales récord de mil millones de dólares. Un tercio de esta cifra correspondía a subvenciones públicas dirigidas a la atención de mujeres de renta baja. La organización, sin ánimo de lucro, acabó el ejercicio con un superávit de 115 millones de dólares y unos activos netos valorados en 952 millones de dólares. Estos datos han provocado la indignación: “¿Por qué les damos tanto dinero?”, se preguntaba Jim Sedlak, vicepresidente de la American Life League. “A medida que se dirigen a clientes ricos se refuerza nuestra opinión de que no deberían recibir subvenciones del gobierno”.

Otras entidades que compiten en el mismo sector de Planned Parenthood también cuestionan los fondos. “Ésta no es la organización que conocemos de toda la vida; ahora tienen un enfoque empresarial mucho más agresivo”, declaró Amy Hagstrom Miller, directora de clínicas abortistas de Texas y Maryland. Para los centros independientes, está claro que Planned Parenthooh se ha olvidado de los pobres o de la población rural. “Han decidido dirigirse a los jóvenes, a los modernos y los ricos, y están dejando atrás a las mujeres sin recursos”, señala Claire Keyes, de un centro abortista de Pittsburgh.

La estrategia pretende asegurar el futuro de Planned Parenthood en el caso de que se produjeran cortes de financiación desde los presupuestos públicos y garantizar la difusión de los principios que defienden. La realidad es que mientras el número total de abortos ha disminuido en Estados Unidos, los realizados por Planned Parenthood han seguido creciendo hasta casi 290.000 al año. En 2005, esta entidad canalizó uno de cada cinco abortos.

Abortos de adolescentes

La organización se ha defendido de las críticas alegando que el 75% de sus clientes pueden considerarse de rentas bajas, con ingresos anuales inferiores a los 15.600 dólares por persona. En esa categoría incluyen un considerable número de adolescentes, que llegan a través de www.teenwire.com, una web lanzada en 1999 que recibe seis millones de visitas anuales. Este grupo de edad constituye hasta una cuarta parte de la clientela de Planned Parenthood, ya que habitualmente se les clasifica en función de sus escasos ingresos personales, salvo que acudan a las consultas acompañadas de uno de sus padres.

Las nuevas clínicas y centros construidos por la organización abortista más antigua de Estados Unidos -su origen se remonta a una clínica de control de natalidad inaugurada en Brooklyn en 1916- se han diseñado con los mejores estándares de calidad, y se decoran con gusto y materiales caros, además de dotarlos de fuertes medidas de seguridad. En la estrategia de Planned Parenthood también se incluyen más de dos docenas de centros exprés, en zonas comerciales de los barrios residenciales, donde junto a los servicios habituales se exponen y venden productos como libros, joyas, velas o camisetas con motivos favorables a la anticoncepción. Las nuevas instalaciones cuentan con grandes espacios para reuniones y conferencias, puesto que una parte importante de la actividad de Planned Parenthood consiste en la difusión de su ideario y la movilización de personas en pro del control de la natalidad.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.