Otros estrenos (9 noviembre 2018)

Página 1

Breves notas sobre algunas películas que se estrenan el 9 de noviembre.

Dogman

Director: Matteo Garrone. Guion: Maurizio Braucci, Ugo Chiti, Matteo Garrone, Massimo Gaudioso. Intérpretes: Marcello Fonte, Edoardo Pesce, Nunzia Schiano, Adamo Dionisi, Francesco Acquaroli, Alida Baldari Calabria, Gianluca Gobbi, Aniello Arena. 102 min. Adultos. (V)

Mateo Garrone vuelve a la sórdida e hiperrealista descripción de la Italia más oscura, la de las mafias, la corrupción y la delincuencia. En esta ocasión, un infeliz peluquero canino de Campobasso, a las orillas del Adriático, vive sometido a la errática voluntad de Simone, un sociópata del pueblo, violento y criminal.

La película describe cómo la espiral de mal solo empeora las cosas, y cómo las decisiones erróneas siempre tienen consecuencias. La puesta en escena es muy realista, sucia, directa, convincente, y no nos ahorra un cierto giro gore en la segunda parte. Un acierto el reparto, alejado de cualquier glamour. Juan Orellana.

 

Bergman, su gran año
Bergman – ett år, ett liv. A Year in Life

Director y guionista: Jane Magnusson. Documental. 117 min. Jóvenes. (X)

Apasionante documental acerca del genial y polifacético cineasta sueco Ingmar Bergman, realizado cuando se celebra su centenario. El relato pivota alrededor de un año de intensa actividad creativa, 1957, en que presenta en salas dos películas, rueda otras dos, estrena un telefilm y monta cuatro producciones teatrales. Por si fuera poco, su salud se resiente, y su vida personal incluye varias relaciones y unos hijos de los que ocuparse; entonces la actividad artística, en la que habla mucho de sí mismo, deviene en singular autoterapia.

Jane Magnusson entrega su retrato desde la admiración, que no es lo mismo que la complacencia, pues no deja de mostrar el carácter egocéntrico y a veces despótico de Bergman. Y aunque un año concreto sea el centro de gravedad del film, logra que la imagen que se ofrece del cineasta sea muy completa, a modo de un balance que no difiere mucho del que hacía el protagonista de la obra maestra Fresas salvajes, precisamente de 1957, donde un anciano Victor Sjöström mira hacia la infancia y a los recuerdos de antaño, mientras se prepara en su camino inevitable hacia la muerte. José María Aresté.


Lazzaro feliz
Lazzaro felice

Directora y guionista: Alice Rohrwacher. Intérpretes: Adriano Tardiolo, Nicoletta Braschi, Alba Rohrwacher, Natalino Balasso, Tommaso Ragno, Sergi López, Agnese Graziani, Luca Chikovani, Daria Pascal Attolini. 130 min. Jóvenes. (D)

En la época actual, una pequeña comunidad de campesinos vive en la Italia profunda en unas condiciones no muy lejanas a la esclavitud, bajo la tutela de la marquesa Alfonsina De Luna, la reina del cigarrillo. Entre los trabajadores sobresale el simplicísimo Lazzaro, un joven sin malicia alguna.

Alice Rohrwacher, guionista y directora premiada en Cannes por el libreto del film, entrega una suerte de parábola sobre la belleza y el atractivo desarmantes de quien es sencillo como un niño, y se deja guiar en sus acciones por el amor y la bondad, incluso cuando se producen injusticias. Con sugerente inteligencia se nos invita a no demonizar el pasado, pues las muy democráticas sociedades de hoy con frecuencia no son mucho mejores. Tiene mérito la interpretación de Adriano Tardiolo, pues su personaje Lazzaro se prestaba a caer en lo ridículo e impostado. José María Aresté.

 

Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte
The Girl in the Spider's Web

Director: Fede Alvárez. Guion: Steven Knight, Jay Basu, Fede Alvárez. Intérpretes: Claire Foy, Lakeith Satnfield, Sherrie Gudnasson, Vicky Krieps, Sylvia Hoeks. 117 min. Adultos. (VXD)

La saga del fallecido novelista sueco Stieg Larsson la continúa David Lagercrantz, que ha recibido el encargo de los herederos. Steven Knight (Promesas del Este y la serie Peaky Blinders) es uno de los guionistas de esta película que produce nuevamente Sony, siete años después invertir en la dirigida por David Fincher y escrita por otro guionista de peso, Steven Zaillian.

Lisbeth Salander investiga el robo de un programa de lanzamiento de misiles, y la trama motorizada es poco más que una sucesión de pantallas de un mal videojuego. Me explico: en el último momento se abre una compuerta y el personaje (llamar personaje a esta mujer es una concesión) escapa de los malos o encuentra una solución tecnológica inexplicable. Todo en el ambiente de sórdida podredumbre creado por Larsson. Alberto Fijo.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.