Otros estrenos (6 enero 2017)

Página 1

Breves notas sobre algunas películas estrenadas el 6 de enero.

Mimosas

Director: Oliver Laxe. Guion: Oliver Laxe, Santiago Fillol. Intérpretes: Ahmed Hammoud, Shakib Ben Omar, Said Aagli, Ikram Anzouli, Ahmed El Othemani, Hamid Fardjad, Margarita Albores, Hwidar. 96 min. Jóvenes-adultos. (V)

Una caravana acompaña a un anciano y moribundo Sheikh a Sijilmasa. Su última voluntad es ser enterrado con sus antepasados. El director gallego Oliver Laxe, deudor de John Ford, como se define a sí mismo, se lanza a un viaje físico y espiritual por las montañas del Atlas marroquí. La crítica ha definido certeramente esta coproducción de España, Marruecos, Francia y Qatar como un “western sufí”, con todo lo que esa mezcla de conceptos puede suponer.

Se trata de una rara joya, premiada en Cannes y Sevilla, misteriosa y onírica, con una historia poderosa sobre la fe y el sentido de misión, una espectacular fotografía de paisajes de Mauro Herce (Arraianos, Dead Slow Ahead) y personajes bien definidos obligados a elegir entre lo sensato y lo correcto, y a convivir en un entorno hostil. Cristina Abad.


Solo el fin del mundo
Juste la fin du monde

Director y guionista: Xavier Dolan. Intérpretes: Gaspard Ulliel, Marion Cotillard, Vincent Cassel, Léa Seydoux,Nathalie Baye. 97 min. Adultos.

Adaptación de la obra de teatro homónima de Jean-Luc Lagarce (1957-1995), muerto prematuramente de sida. De temática personal y medianamente autobiográfica, el canadiense Xavier Dolan la ha encontrado también próxima. El film describe el regreso a casa de Louie, tras doce años de ausencia. Escritor afamado y homosexual, se está muriendo de una enfermedad innombrada que su familia ignora. Ellos están asombrados de que haya propiciado una reunión familiar, pero lejos de convertirse aquello en ocasión idónea para conseguir algo parecido a la reconciliación, enseguida saltan chispas de resquemores e incomprensiones, que dificultan expresar lo que sienten unos y otros, sincerarse.

Dolan tiene el mérito de aportar una puesta en escena –fotografía, juegos de luces, breves flash-backs, inserciones musicales...– que, sin ocultar el origen teatral de su propuesta, convierte la experiencia en cinematográfica. No obstante, las reacciones de los personajes a veces parecen exageradas, y como la idea es mantener al espectador en la oscuridad de qué ha envenenado las relaciones, y sólo sugerir que algo terrible sucedió, el conjunto a veces se antoja un tanto impostado, a pesar del buen hacer actoral de todo el reparto. José María Aresté.


Desierto

Director: Jonás Cuarón. Guion: Jonás Cuarón, Mateo García. Intérpretes: Gael García Bernal, Jeffrey Dean Morgan, Alondra Hidalgo, Diego Cataño, Marco Pérez. 94 min. Adultos. (V)

El hijo del aclamado cineasta Alfonso Cuarón, Jonás, afronta su primer proyecto dramático con este thriller de frontera, que termina siendo más un ejercicio de estilo que una interesante película de género. Un grupo de mexicanos entra ilegalmente en Estados Unidos tratando de cruzar a pie el desierto de Sonora. A la hostilidad del paisaje y la temperatura agobiante se añade una amenaza mucho más letal: un francotirador estadounidense, alcohólico y solitario, cuya ocupación es merodear con su perro a la búsqueda de inmigrantes ilegales para matarlos. Este no sólo es el núcleo de la trama, sino que supone la totalidad del argumento, lo que se convierte en la principal objeción. Una simplicidad excesiva para un tema que requiere una mirada profunda y no esquemática. Y este film es puro esquema, tanto en diseño de personajes como en guion.

Gabriel García Bernal saca todo el provecho que puede a su personaje, de escaso recorrido, y lo mismo se puede decir de Alondra Hidalgo. Pero el personaje más plano es el francotirador, sin contexto, sin historia, poco creíble en fin. A pesar de todo, la película funciona porque Jonás Cuarón dirige muy bien las escenas de acción y planifica visualmente muy bien el suspense. El otro elemento que sostiene en pie el film es el paisaje (Nuevo México) fotografiado por Damián García, y que adquiere el rango de personaje por la imponencia de su hostilidad y peligro. Juan Orellana.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.