Otros estrenos (4 noviembre 2016)

Página 1

Breves notas sobre algunas películas que se estrenan el 4 de noviembre.

100 metros

Director y guionista: Marcel Barrena. Intérpretes: Dani Rovira, Karra Elejalde, Alexandra Jiménez, Maria de Medeiros, David Verdaguer, Gael Díaz. 100 min. Jóvenes. (D)

Ramón, joven, casado, con un hijo y otro en camino, es un ejecutivo experto en marketing muy bien valorado en su empresa. Pero el diagnóstico de una esclerosis múltiple le cambia la vida. Empieza a notar las limitaciones de la enfermedad, aunque logrará sobreponerse gracias al apoyo de la familia y a una meta insólita: prepararse físicamente para participar en un triatlón y hacer así un “Iron Man”.

100 metros es una película inspirada en los hechos reales vividos por Ramón Arroyo y su familia. La cinta busca combinar el dramatismo de la trama con algo de humor que permita respirar; un propósito al que ayuda la presencia en el reparto de Dani Rovira y Karra Elejalde, que vuelven a hacer de yerno y suegro tras Ocho apellidos vascos y su secuela. Curiosamente, lo que mejor funciona es la interacción de Rovira con auténticos enfermos de esclerosis, mientras recibe tratamiento. En cambio, la relación con la esposa y el hijo no está demasiado desarrollada y hace que la película quede un poco limitada. José María Aresté.

¡Gracias jefe!
Merci patron!

Director: François Ruffin. Documental. 84 min. Jóvenes.

Este documental francés es otra muestra de la buena salud que goza el género. Detrás de la cámara, dirigiendo el proyecto, está François Ruffin, fundador y redactor jefe de Le Fakir, un periódico independiente y alternativo francés. Ruffin cuenta en ¡Gracias jefe! una inteligente y divertida trampa tendida a Bernard Arnault, el poderoso propietario de la firma de lujo LVMH. El objetivo final, además de denunciar la situación de muchos antiguos empleados de la firma afectados por la política de deslocalización de Arnault, es que dos de estos empleados consigan un nuevo trabajo y unos miles de euros para salir de la pobreza extrema en la que se encuentran.

Además de lo bien atada que está la, al fin y al cabo, estafa, al multimillonario Arnault, quizás lo que explica el éxito de este documental en Francia –va por 500.000 espectadores– es que Ruffin sabe envolver la cruda denuncia en un tono humano, desenfadado e incluso divertido en muchos momentos. El periodista juega con la ironía y demuestra, de paso, que una crítica inteligente es mucho más eficaz que el impulso. Ana Sánchez de la Nieta.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.