Otros estrenos (11 noviembre 2016)

Página 1

Breves notas sobre algunas películas que se estrenan el 11 de noviembre.

Jack Reacher: Nunca vuelvas atrás
Jack Reacher: Never Go Back

Director: Edward Zwick. Guion: Marshall Herskovitz, Edward Zwick, Richard Wenk. Intérpretes: Tom Cruise, Cobie Smulders, Robert Knepper, Danika Yarosh, Patrick Heusinger, Aldis Hodge, Holt McCallany, Teri Wyble, Jason Douglas. 118 min. Jóvenes. (V)

Jack Reacher, ex policía militar, comienza a sentirse cansado de vagar por el mundo y regresa a la base donde trabajó años atrás, para ver a una antigua amiga, la comandante Susan Turner. Pero esta ha sido arrestada por traición. Reacher, convencido de su inocencia, interviene y descubre una gran conspiración.

Nueva entrega de las aventuras de Jack Reacher, a cargo de Tom Cruise. El actor y productor ha elegido una de las últimas novelas sobre el personaje creado por Lee Child, ya que el físico le empieza a fallar y no puede seguir interpretando a un joven capaz de resolver todos los problemas a bofetadas. Además, este Reacher en declive muestra que tiene corazón, cosa que le viene muy bien a Cruise. Zwick es el nuevo director, y realiza una obra solvente aunque, sobre todo en la inevitable traca final, exagera y pierde credibilidad. La pareja Tom Cruise-Cobie Smulders funciona. Fernando Gil-Delgado.

 

Las furias

Director y guionista: Miguel del Arco. Intérpretes: José Sacristán, Mercedes Sampietro, Bárbara Lennie, Carmen Machi, Emma Suárez, Alberto San Juan, Elisabet Gelabert, Raúl Prieto, Gonzalo de Castro, Pere Arquillué, Macarena Sanz. 125 min. Adultos. (XD)

La boda de una madura pareja será el escenario donde terminen estallando las pasiones y los secretos de una familia liderada por el anciano patriarca –un actor de teatro que ha perdido la memoria– y su nieta, una adolescente que sufre un trastorno de personalidad.

Miguel del Arco consigue reunir un reparto de lujo para contar una historia familiar de indudable intensidad dramática. El problema es que la película, que se supone una relectura de las tragedias griegas, carece de un hilo narrativo y moral claro (algo clave en este género). La cinta termina siendo una acumulación de conflictos, en algunos casos absolutamente impostados –como la relación lésbica de la abuela– que terminan estrellándose contra la nada. Mucha furia desatada con muy poco sentido. Ana Sánchez de la Nieta.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.