Contrapunto

Ortodoxia india

Página 1

Contrapunto

En Estados Unidos, los seguidores del movimiento New Age, en su afición por la espiritualidad cósmica y telúrica, han recalado últimamente en la religión india. Según informa el New York Times, celebran ceremonias en que invocan a la Madre Tierra y al Padre Cielo, fuman la pipa ritual, danzan en honor del sol y se purifican en la tienda sagrada.

La nueva moda es una oportunidad para comerciantes despiertos, de modo que las revistas del movimiento están llenas de anuncios que ofrecen tepees, mocasines, pipas y otros objetos ceremoniales indios.

El fenómeno indigna a los practicantes originales de estos ritos, que acusan al New Age de latrocinio cultural. El mes pasado, el Congreso Nacional de Indios Americanos denunció públicamente lo que considera explotación y tergiversación de su culto, moda frívola, pasatiempo para blancos ricos y aburridos.

Así que la custodia de la ortodoxia religiosa no es exclusiva de la Iglesia católica. No debería escandalizar que la autoridad eclesiástica salga al paso de desviaciones doctrinales o litúrgicas, advirtiendo que algunas ideas y prácticas no son conformes con la fe. Menos aún en este caso, puesto que no se trata de defender la identidad cultural de un pueblo. Precisamente porque el catolicismo no es propiedad de nadie, ninguno tiene derecho a cambiarlo según su criterio: lo que entonces resultara no podría llamarse católico. Entonces, la intervención del magisterio es algo tan lógico como proteger una denominación de origen.

Rafael Serrano

Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.