El Observatorio

Ocho consejos para prevenir la violencia en la pareja

Página 1

Las explicaciones habituales sobre el maltrato a la mujer suelen centrarse en la motivación de “poder y control” de los hombres violentos. Pero Carol Moynihan cree que este enfoque es insuficiente: la prevención también exige reflexionar sobre los comportamientos que pueden ayudar a las jóvenes a protegerse frente a la violencia física o sexual.

El “deseo de control y de poder” en las relaciones de pareja es uno de los factores a los que prestan atención los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, de EE.UU., explica Moynihan en MercatorNet. Pero su estrategia de prevención, a diferencia del discurso dominante, incluye la atención a otros factores como la baja autoestima, el alcohol y las drogas o una educación deficiente.

En la misma línea, Moynihan hace hincapié en los factores preventivos y ofrece ocho consejos a las chicas:

1. Reserva la intimidad sexual para el matrimonio. Hoy se habla de la “violencia entre compañeros íntimos”. Pero esta expresión, dice Moynihan, enmascara el hecho de que es más probable que las mujeres sufran violencia en una relación de cohabitación sin compromiso que en el matrimonio, y que la actividad sexual temprana es un factor de riesgo en las citas.

2. Conoce bien a la persona con la que te casas. “El noviazgo debe ser lo suficientemente largo como para que los dos lleguéis a conocer vuestra personalidad, valores, historia familiar y vuestra idea del matrimonio. Tratar con su familia y sus amigos te ayudará a completar el conocimiento que tienes de él y a evitar las sorpresas desagradables después de la boda, como descubrir que tu marido es propenso a los celos o que es incapaz de controlar su temperamento”.

3. Aprende a controlarte. La paciencia con los defectos ajenos y la templanza, que regula todos los apetitos, son virtudes necesarias para la convivencia familiar. Y aunque ambas se mejoran a lo largo de la vida, en el momento de casarse los dos deben estar ya muy entrenados. “Los gritos y los portazos pueden conducir a la violencia física”.

4. Aprende a comunicarte cara a cara. “Nada estropea más las relaciones que los resentimientos reprimidos”. El diálogo respetuoso y sincero une a las parejas, mientras que “el lenguaje soez –por muy cool que parezca– parece favorecer la agresividad”.

5. Oponte a la erotización. “Las modas y comportamientos que exhiben la sexualidad femenina contribuyen a cosificar a las niñas y a las mujeres, y envían a los hombres el mensaje de que están sexualmente disponibles para ellos”.

6. La diferencia sexual importa. Conocer las diferencias emocionales y biológicas de mujeres y hombres es necesario para hacerlas respetar.

7. La educación sexual no basta para protegerse. La mejor garantía del sexo seguro es comprometerse para toda la vida con una persona que sepa amar de verdad.

8. Mantente alerta frente a la pornografía. “El porno alimenta la insatisfacción frente a la propia pareja sexual, la insensibilidad hacia las mujeres y las excusas para las violaciones”. “Haz lo que puedas por disuadir a tus amigos del consumo de pornografía”.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.