Nuevo clima de diálogo entre católicos y ortodoxos

Alexis II quiere abordar proyectos pastorales con el arzobispo católico de Moscú

Página 1

A las puertas de la semana de oración por la unidad de los cristianos, que se celebra del 18 al 25 de enero, se detecta un clima más amistoso en las relaciones entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa. Algunos síntomas de este nuevo clima son las buenas relaciones que mantiene Benedicto XVI con los patriarcas de Constantinopla y Moscú.

Durante su viaje a Turquía en noviembre de 2006, Benedicto XVI visitó la sede del Patriarcado de Constantinopla. Para agradecer este gesto, ahora el patriarca ortodoxo Bartolomé I quiere devolver la visita al Papa en Roma, donde ya ha estado otras veces. Según ha confirmado el Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos, el encuentro entre Bartolomé I y Benedicto XVI tendrá lugar en Roma el próximo 6 de marzo.

La celebración de la Navidad ha permitido dar otro paso de acercamiento entre católicos y ortodoxos. Según informó Radio Vaticano, al final de la vigilia celebrada en la catedral de Cristo Salvador en Moscú, el patriarca ortodoxo Alexis II saludó cordialmente al arzobispo Antonio Mennini, representante de la Santa Sede en Rusia.

Alexis II, cabeza de la Iglesia ortodoxa rusa, manifestó en ese acto su deseo de reunirse pronto con el nuevo arzobispo católico de Moscú, Mons. Paolo Pezzi, para estudiar proyectos pastorales comunes. “Los fieles que viven en la región de Moscú -dijo el patriarca- están confiados tanto a mi cuidado pastoral como al suyo. Por eso tenemos que trabajar juntos”.

Estas declaraciones de Alexis II constituyen un gesto esperanzador, si se tiene en cuenta las acusaciones de “proselitismo” que los ortodoxos rusos han dirigido durante años a los católicos. La Iglesia ortodoxa entiende que Rusia es su territorio canónico; por eso, el hecho de que ahora acepte la posibilidad de actuar conjuntamente con la Iglesia católica representa un cambio importante.

Muy significativa ha sido también la entrevista con el metropolita Kyrill, segunda autoridad del patriarcado ortodoxo de Moscú, publicada en Der Spiegel (10-01-2008). El metropolita explicó que el distanciamiento entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa rusa se debe a que ambas han pensado durante años que “no se necesitaban”.

Por eso, a su juicio, lo primero que hace falta ahora es un acercamiento espiritual. “No importa cuántos documentos conjuntos firmemos. Hasta que no tengamos el sentimiento de que nos amamos unos a otros, de que somos una misma familia, y de que cada uno necesita al otro, la reunificación no llegará”.

Kyrill cerró la entrevista aludiendo a un posible encuentro -“casi seguro”- entre Benedicto XVI y Alexis II. Y añadió que los esfuerzos actuales de ambas Iglesias se dirigen a que ese encuentro -que no se celebraría ni en Roma ni en Rusia- tenga lugar en un futuro más o menos próximo.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.