El Observatorio

No llegan a 290.000 los afiliados que pagan cuotas a partidos en España

Página 1

Menos de 288.000 personas pagan cuotas como afiliados a algún partido político en España, según datos proporcionados por la Agencia Tributaria a petición del diario El Mundo. La cifra supone el 0,75% de la población mayor de 18 años. El periodista Hugo Garrido coteja la información oficial con la de las formaciones.

El dato procede de la información proporcionada por los propios partidos que, desde 2016, tras la última modificación de la ley sobre financiación de los partidos políticos, están obligados a presentar al comienzo de cada año a la Agencia Tributaria una declaración informativa (modelo 182). En este trámite figura todo afiliado con su cuota, así como las personas que han hecho algún tipo de donación (no se incluyen los residentes en el País Vasco y Navarra, que tienen Hacienda propia).

Este dato se puede confrontar con la estadística de las declaraciones del IRPF del ejercicio 2017, en el que 231.396 contribuyentes rellenaron la casilla para deducirse su cuota de aportación a un partido. Este dato deja fuera a los que no hacen la declaración de la renta o no saben que pueden deducirse por este concepto hasta un máximo de 120 euros.

Según la información del modelo 182, el número máximo de militantes o donantes a partidos políticos residentes en España sería 287.975 personas físicas (excluidas empresas), que aportaron 47,2 millones de euros en 2017.

Los datos de la Agencia Tributaria demuestran que las cifras que suelen dar los partidos sobre la militancia están muy hinchadas, ya que cuadriplican –concluye Garrido– los que las propias formaciones reconocen ante Hacienda.

Según los datos enviados por los partidos al Tribunal de Cuentas en 2017, del total de ingresos de los cuatro principales partidos nacionales (171,6 millones), casi el 70% procedían de subvenciones de las distintas Administraciones públicas (119 millones). Las cuotas de los afiliados más las aportaciones de cargos públicos eran el 20,7% en el caso del PSOE, seguido de Podemos (17,8%), Ciudadanos (15,4%) y PP (15%).

Hasta aquí el análisis de El Mundo. Ya que a veces se habla de lo que el Estado aporta a la Iglesia católica, a título comparativo cabe recordar que el 25% de la financiación de la Iglesia procede de la asignación tributaria, por la que el contribuyente que lo desee puede destinar el 0,7% de su impuesto sobre la renta a la Iglesia católica. En el ejercicio de 2018 un tercio de los contribuyentes marcaron la X de la Iglesia, lo que supuso una asignación de 267 millones.

El resto de la financiación de la Iglesia procede de aportaciones directas y voluntarias de los fieles, y de rendimientos del patrimonio y otros.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.