Museos universitarios en América y Europa

Página 1

La posibilidad de acceder a las interesantes y variadas colecciones culturales en manos de las universidades, y que el sector de los museos pase a tener un papel más relevante en los distintos campos de la investigación científica, supone un gran paso para la creación, desarrollo, transmisión y crítica de la cultura.

El University Museums Group UK declaró, en un estudio efectuado entre 1989 y 2001, que en el Reino Unido eran más de cien los museos universitarios abiertos al público, a los que se habían de sumar cerca de trescientas colecciones universitarias, que se utilizan prioritariamente para docencia e investigación. Además afirmaba que los museos universitarios solo representaban el 4% del sector de los museos británicos, pero poseían y administraban el 30% del patrimonio cultural de interés nacional o internacional que existe en el país.

De esos museos, y de los que pertenecen a universidades americanas, se pueden destacar algunos.

Ashmolean (Universidad de Oxford). Es el primer museo universitario del mundo, constituido en 1683. Surgió con la intención de albergar el gabinete de curiosidades de Elias Ashmole, político y anticuario inglés, que acabó donando todas sus pertenencias a la Universidad de Oxford. La colección es de arte y arqueología, y abarca civilizaciones de Oriente y Occidente, desde el Neolítico hasta nuestros días. Entre otras piezas, sobresalen diversas estatuas y objetos del antiguo Egipto; la colección minoica de Arthur Evans, la más grande fuera de Creta; la Crónica de Paros Parian Marble, la más antigua tabla cronológica griega. Guarda además pinturas de Paolo Uccello, Piero di Cosimo, Tiziano, Rembrandt, Willem Drost, John Constable, Pierre-Auguste Renoir, Édouard Manet y Pablo Picasso; dibujos de Miguel Ángel, Rafael y Leonardo da Vinci; pinturas y acuarelas de Turner, y el Stradivarius Mesías, un violín elaborado por Antonio Stradivari. La media anual de visitantes es de 800.000.

Fitzwilliam (Universidad de Cambridge). Este centro de arte existe gracias a la generosidad del vizconde Fitzwilliam of Merrion, quien en 1816 legó a la universidad de Cambridge su colección de arte, su biblioteca, así como fondos para construir la sede actual del museo. Fitzwilliam cuenta con una oferta variada y exhaustiva. La colección más relevante, al menos por su actual estimación y renombre, es la de pinturas. Entre las más famosas destacan un políptico de Simone Martini y dos óleos de Tiziano: “Tarquinio y Lucrecia”, pintado para Felipe II de España en 1571, y “Venus con un organista” (similar a dos versiones del Museo del Prado). Hay también una copia, pintada por Henri Fantin-Latour, del famoso “Entierro de Cristo” de Tiziano que se encuentra en el Louvre. El grupo de obras de Renoir es también relevante, con unas ocho pinturas y diversos bocetos y grabados. Se exhibe asimismo un paisaje temprano de Paul Gauguin e importantes pinturas prerrafaelitas, de Dante Gabriel Rossetti y John Everett Millais.

Yale Art Gallery (Universidad de Yale). Es el museo universitario más antiguo del continente americano. Nace en 1832 por la donación de parte de la colección del artista estadounidense John Trumbull, con más de 100 pinturas de la revolución americana. Destaca también por su colección de elementos decorativos estadounidenses, su pintura italiana temprana, escultura africana y arte moderno. En sus actividades busca estimular el aprendizaje sobre el arte y el proceso creativo. Recibe una media de 106.000 visitantes al año.

Fogg Art Museum (Universidad de Harvard). Abierto en 1896, es el más antiguo del grupo de museos de arte de esta universidad. Actualmente su nueva sede está en construcción: tendrá 19.000 metros cuadrados y 4.000 corresponderán a la zona expositiva. Su colección reúne pinturas occidentales, escultura, artes decorativas, fotografía, impresiones y dibujos desde la Edad Media hasta la actualidad. Destaca por su programa de investigación que atrae a investigadores, profesores y alumnos; por la organización de eventos para atraer al público en general; y por el programa de Miembros, con distintos niveles de participación según su aportación económica.

Wolfsonian-FIU (Universidad Internacional de Florida, Miami Beach). Un coleccionista y filántropo de Miami Beach, Mitchell Wolfson, decidió fundar esta pinacoteca en 1986 para exhibir y preservar su vasta colección personal. En 1997 donó la colección y el edificio art déco de tres plantas a la Universidad Internacional de Florida. Desde es momento, el museo está dedicado al diseño y propaganda de fines del siglo XIX y principios del siglo XX. La colección alberga mobiliario, artes decorativas, objetos, libros, postersy otros elementos que reflejan cambios políticos y sociales entre 1885 y 1945. De particular valor son los materiales sobre American Industrial Design, el British Arts and Crafts Movement y otras escuelas y tendencias como el Art Nouveau, Darmstadt, Vereinigte Werkstätten, Deutscher Werkbund.

MUAC (Universidad Nacional Autónoma de México, Ciudad de México). Premio Príncipe de Asturias 2009 de Comunicación y Humanidades. Inaugurado en 2008, posee la primera colección pública de arte actual mexicano. Ha sentado un nuevo paradigma en la creación artística, la generación de conocimiento y el aprendizaje de sus públicos, siempre en un marco de debate, experimentación y crítica. Sus programas y proyectos son un referente en el mundo de los museos universitarios. Entre otros espacios, el MUAC cuenta con un laboratorio para el encuentro de artistas, comisarios e investigadores; y promueve el voluntariado de todos los alumnos del campus.

MAC (Universidad de São Paulo). Su origen se remonta a 1963 y tuvo lugar gracias al traslado a esta universidad brasileña de las colecciones que formaban parte del antiguo Museo de Arte Moderno de la ciudad de São Paulo. La pinacoteca se compone, entre otras, de obras de Amedeo Modigliani, Pablo Picasso, Alexander Calder, Tarsila do Amaral, Anita Malfatti, Lygia Clark y una estupenda colección de arte italiano de principios del siglo XX. Su prioridad es la educación y la investigación, tanto para los universitarios como para el público en general. Incluso los profesores imparten asignaturas de libre elección en el propio centro. Por esta razón no solo cuenta con salas de exposición sino también con una biblioteca, un auditorio y un archivo documental.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.