Muere Bernard Nathanson, el médico que se convirtió de abortista a pro vida

Página 1

El médico norteamericano Bernard Nathanson, que había sido conocido como “el rey del aborto” y después pasó a ser uno de los más conocidos miembros del movimiento pro vida, falleció el pasado 21 de febrero a los 84 años. Tras su cambio de postura realizó un intenso trabajo en favor de los no nacidos mediante conferencias, vídeos y libros.

Nathanson fue director de una importante clínica abortista de Nueva York y practicó gran número de abortos personalmente. Fue además uno de los fundadores de la principal organización abortista de Estados Unidos, NARAL. Pero a finales de los años setenta dejó el aborto tras ver la condición humana del feto gracias a las nuevas técnicas de diagnóstico por imagen. Después se esforzó por dar a conocer al público lo que él había visto produciendo los documentales El grito silencioso (1985) y Eclipse of Reason (1987). Las tremendas imágenes de ambos vídeos muestran la realidad del aborto en toda su crudeza.

Nathanson, que era de origen judío y no creyente, se hizo católico en 1996. Su conversión religiosa está relacionada con la anterior a la defensa de la vida. Le impresionó y le hizo reflexionar el desinteresado empeño de los militantes pro vida en las vigilias de oración delante de las clínicas abortistas.

En 1979 publicó el libro Aborting America y, poco antes de su bautismo, su autobiografía The Hand of God, donde cuentan pormenorizadamente el proceso de sus dos conversiones. Este libro fue ampliamente reseñado en Aceprensa por C. John McCloskey (ver artículo relacionado “La mano que Dios tendió a un ateo”), que conocía personalmente a Nathanson y le ayudó, como sacerdote, a preparase para el ingreso en la Iglesia católica.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.