El Observatorio

Muchos detenidos por pornografía infantil en Nueva York no son “sospechosos habituales”

Página 1

Ya es penoso que un jefe de policía sea detenido por poseer pornografía infantil. Pero resulta más hiriente aún que hasta hace unos meses hubiese estado dando charlas a niños de una escuela católica sobre cómo evitar ser objeto de abusos sexuales. Así ha sucedido en la zona de Nueva York, donde se ha arrestado a la vez a otros 69 hombres y una mujer que compartían pornografía infantil por Internet.

En la rueda de prensa convocada por el Departamento federal de Seguridad Interior, un agente expresó preocupación por la diversidad de condiciones de los sospechosos, destaca el New York Times. Muchos se apartan del estereotipo de consumidor de pornografía infantil.

Entre los detenidos hay gente muy variada: dos enfermeros, un arquitecto, un piloto de aviación civil, un auxiliar sanitario… Algunos tenían contacto habitual con menores, como un jefe de Boy Scouts y entrenador de béisbol infantil, un profesor de un colegio judío para chicas y un joven que ejercía de canguro. Otros eran responsables de combatir el delito, como dos policías: el mencionado jefe de una localidad cercana a Nueva York y un agente de la metrópoli.

Todos ellos intercambiaban pornografía infantil mediante una red P2P que usaban unas tres mil personas en total. La mayoría están acusados de poseer o difundir imágenes pornográficas de menores; dos de ellos, también de producirlas.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.