El Observatorio

Morir de un disparo es tan probable como…

Página 1

Las muertes por arma de fuego en EE.UU. motivan el asombro del público por las altas cifras de víctimas (8.124 solo en 2014), por la frecuencia de tiroteos masivos y por la extrema facilidad con que se pueden adquirir armas cortas y rifles semiautomáticos. Pero aún más asombro puede causar la comparación con el número de fallecidos por esa causa en otros países industrializados.

Refiere The New York Times que morir de un disparo en Alemania es tan “común” como morir en EE.UU. a causa de la caída accidental de un objeto. Cada año, solo dos personas entre un millón fallecen por heridas de bala en el país europeo.

Por su parte, en Polonia e Inglaterra, los muertos por arma de fuego son apenas uno entre un millón, la misma probabilidad de que en EE.UU. muera alguien mientras efectúa trabajos agrícolas o tras caerse de una escalera. En Japón, la probabilidad es aún más remota: la misma de que a un norteamericano le mate un rayo, que ya es tener mala suerte, pues le sucede a solo uno entre 10 millones.

Asimismo, España tiene la misma tasa de muertes por disparo que EE.UU. de muertes por un golpe de calor (1,2 por millón de habitantes); Polonia, la misma que la probabilidad de morir por un choque entre una bicicleta y un coche en EE.UU. (1,1), y Austria, una igual a la de los que se ahogan en una piscina estadounidense (1,9).

Respecto a Francia, que muestra una cifra igual a la de quienes fallecen en suelo norteamericano por hipotermia (2 por millón), el diario apunta: “El pasado año, los ataques en París causaron la muerte de 130 personas, que es casi la cifra de homicidios por arma de fuego en todo el país en un año normal. Pero incluso si Francia tuviera todos los meses un tiroteo masivo tan mortal como los ataques de París, su índice anual de homicidios por disparos sería menor que el de EE.UU.”.

Según el diario neoyorquino, la tasa de muertes por arma de fuego en EE.UU. es de 31 por millón de personas, equivalente a 27 al día. “En partes de Centroamérica, África y Oriente Medio el número de muertes por esa causa es aún mayor (...), pero los países con esos niveles de violencia armada no son como EE.UU. en muchos otros aspectos, como el PIB, la esperanza de vida y la educación. Entre las democracias desarrolladas, EE.UU. es un caso aislado”.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.