Memorias de Roma en guerra (1942-1945)

Página 1

Autor: José Orlandis

Rialp.
Madrid (1992).
127 págs.
1.116 ptas.

El historiador y sacerdote español José Orlandis se trasladó a Roma en 1942, becado por el Ministerio de Educación español, para ampliar su formación científica. Le acompañó Salvador Canals, que años más tarde llegaría a ser Auditor de la Rota Romana y entonces había sido también becado para realizar en Roma su tesis doctoral en Derecho Mercantil. Ambos eran ya miembros del Opus Dei. Su marcha a Roma se produjo por motivos estrictamente profesionales, pero coincidió con los primeros pasos del itinerario jurídico del Opus Dei, en un momento en que esta institución era duramente atacada en España.

La crónica del papel que el destino les asignó a estos dos jóvenes universitarios en la historia del Opus Dei ocupa varios capítulos del libro. Pero el autor también narra extensamente otros muchos acontecimientos de sus tres años de estancia en Roma -de 1942 a 1945-, durante los cuales culminó la Segunda Guerra Mundial.

Orlandis narra con ágil pluma las repercusiones de la guerra en Italia: la aparente tranquilidad inicial, el fracaso de los ejércitos italianos en África, los bombardeos aliados, el cambio de bando de Italia, Roma como ciudad abierta... Este relato aúna la visión perspicaz del historiador con la atractiva viveza de numerosas anécdotas.

Esta eficaz mezcla la emplea también Orlandis para describir la situación de la Iglesia católica durante esos años dramáticos, en los que, mientras la diplomacia vaticana se esforzaba denodadamente por acelerar el fin de la guerra, la Curia romana seguía impulsando el desarrollo de la Iglesia con vistas al futuro.

En lo que se refiere al Opus Dei, destaca el pormenorizado relato que hace el autor de sus audiencias con Pío XII y con el futuro Pablo VI, por aquel entonces Mons. Montini, en el que se trasluce el enorme interés que despertó en ambos su espiritualidad.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.