Los veinte países que ponen más obstáculos a Internet

Reporteros sin Fronteras denuncia la censura política en la red

Página 1

La libertad de recibir y transmitir informaciones que proporciona Internet molesta profundamente a los regímenes no democráticos, que hacen todo lo posible por impedirla. La asociación francesa Reporters sans Frontières ha denunciado en un comunicado a los veinte países que, de acuerdo con su concepción restrictiva de la libertad de prensa, ponen más obstáculos a la utilización de Internet por parte de sus ciudadanos.

La lista comprende: Arabia Saudí, Bielorrusia, Birmania, China, Corea del Norte, Cuba, Irak, Irán, Siria, Libia, Sierra Leona, Sudán, Túnez, Vietnam, Azerbaiyán, Kazajstán, Kirguizistán, Uzbekistán, Tayikistán y Turkmenistán.

Los más cerrados son aquellos países que no ofrecen ningún acceso a Internet: Corea del Norte, Irak, Libia. En otros (Bielorrusia, Sudán, Tayikistán), los internautas tienen que pasar por un único servidor, controlado por las autoridades. En Arabia Saudí, aunque hay varias decenas de operadores, todo el tráfico pasa por un organismo público (la Ciudad de las ciencias y de la tecnología), equipado con un sistema de filtros, que impiden el acceso a "informaciones contrarias a los valores islámicos". En Siria el acceso a Internet está prohibido a los particulares.

Algunos países utilizan sus recursos tecnológicos para bloquear las páginas que les molestan. Así, China ha bloqueado las Web de los seguidores de la secta Falun Gong, como un medio más de la represión lanzada contra este movimiento.

En Birmania, la vigilancia llega hasta el punto de que todo poseedor de un ordenador está obligado a declararlo a la administración. Y en Vietnam, los aspirantes a internautas han de pedir autorización al Ministerio del Interior, antes de poder abonarse a uno de los dos servidores de acceso público.

A algunos periodistas, la publicación en Internet les ha acarreado problemas con las autoridades. Por ejemplo, en Cuba un periodista de la agencia no estatal Cuba Verdad va a ser juzgado por publicar un artículo en la página Cubanet de Estados Unidos.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.