Los profesores de la enseñanza pública y de la privada tendrán un tratamiento paritario

Acuerdo entre el gobierno y la enseñanza privada francesa

Página 1

De ahora en adelante los profesores de la enseñanza privada en Francia tendrán un tratamiento paritario respecto a los de la enseñanza estatal en cuanto a sus condiciones de contratación, remuneración y formación. El acuerdo firmado entre el gobierno, la mayoría de los sindicatos de profesores y los responsables de la enseñanza privada, da satisfacción a una de las reivindicaciones tradicionales de este sector.

El acuerdo afecta a los profesores de centros privados de enseñanza secundaria, subvencionados por el Estado según un "contrato de asociación". Bajo esta modalidad, el Estado se hace cargo de los sueldos de los profesores y de los gastos de funcionamiento. Hasta ahora, los profesores de estos centros eran contratados de acuerdo con su título, pero sin haber demostrado su preparación mediante una prueba y sin formación pedagógica específica.

Según las nuevas disposiciones, para la selección de este profesorado se celebrarán concursos de aptitud, organizados a la vez y en las mismas condiciones que en la enseñanza pública. El futuro profesor deberá optar previamente entre la enseñanza pública o la privada. El concurso no garantiza una plaza: el profesor habilitado deberá encontrar un empleo en el plazo de tres meses, so pena de perder la calificación obtenida en el concurso. Los directores de los centros privados seguirán escogiendo directamente a los profesores, entre los inscritos en las listas de aptitud según las distintas disciplinas.

Los profesores de la enseñanza privada contratados conforme al nuevo sistema serán remunerados en paridad con los de la pública. En cuanto a su formación permanente, el acuerdo prevé crear un marco general, organizado de modo contractual entre el Estado y la enseñanza privada. Al armonizarse las condiciones de formación de los profesores de la enseñanza pública y de la privada, desaparece el principal motivo para darles un tratamiento diferente. La solución de este problema en Francia contrasta con la persistente discriminación en España de los profesores de los centros privados concertados.

Este nuevo acuerdo entre el gobierno y la enseñanza privada francesa se agrega al ya alcanzado el pasado junio, por el que se arregló el litigio sobre subvenciones atrasadas y la paridad entre los profesores de la enseñanza pública y privada en las escuelas primarias (cfr. servicio 88/92). Otra reivindicación pendiente para alcanzar la paridad entre la enseñanza estatal y no estatal es que los municipios participen en la financiación de las construcciones escolares privadas.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.