Los farmacéuticos de California defienden la objeción de conciencia

Podrán negarse a despachar recetas que se opongan a sus principios éticos o religiosos

Página 1

Los médicos no son los únicos profesionales del campo sanitario que reivindican el derecho a ejercer la objeción de conciencia. El año pasado los 6.000 miembros de la Asociación de Farmacéuticos de California adoptaron una política por la que los farmacéuticos podrán negarse a despachar las recetas médicas que se opongan a "sus principios éticos o religiosos".

La decisión ha causado revuelo en la industria farmacéutica, por las posibles consecuencias en las ventas de productos conflictivos. Recientemente un farmacéutico de California se acogió a la objeción conciencia y se negó a vender a una mujer la "píldora del día siguiente", que puede tener efectos abortivos. A propósito de este suceso, Carlo Michelotti, presidente de la Asociación de Farmacéuticos de California, afirmaba que "nosotros apoyamos la actuación de los farmacéuticos. Ellos tienen derecho a sus creencias morales" (Time, 28-IV-97). Para Michelotti, en este caso no existe interferencia con los cuidados exigidos por la salud del paciente.

La objeción de conciencia de los farmacéuticos podría entrar en juego en el caso de que la Food and Drug Administration (organismo encargado de la aprobación de medicamentos) dé luz verde a la comercialización de la píldora abortiva RU-486. En una reciente encuesta realizada a 625 farmacéuticos, el 82% se mostraron partidarios de tener el derecho a negarse a vender la píldora abortiva RU486.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.