Los cristianos reaccionan en Suecia

Página 1

En las últimas semanas se han publicado en "Svenska Dagbladet", el diario de más tirada en Suecia, algunos artículos que revela una reacción de signo cristiano frente a imposiciones de una cultura antirreligiosa en temas como el aborto, el hostigamiento verbal a los cristianos en Suecia, y la retirada de la Biblia en los hoteles.

El tema del aborto ha estado sobre el tapete en los últimos meses debido a una propuesta de ley que está preparando el Ministerio de Salud Pública. Esta iniciativa convertiría a Suecia en la tierra del aborto libre para las mujeres que no pueden realizarlo en sus países de origen porque la ley lo prohíbe.

En un artículo publicado en la columna de opinión más destacada, Stefan Swärd, que se doctoró en Ciencias Políticas con su tesis "Por qué Suecia introdujo el aborto libre", muestra las contradicciones de la legislación sueca ante el respeto a la vida. Swärd se pregunta por qué en Suecia, donde existen leyes para defender la fauna y la flora, donde los árboles no se pueden talar arbitrariamente, donde se castiga a quienes maltratan a los animales, y los campesinos deben criar a los cerdos respetando su bienestar... no se defiende al bebé no nacido.

Desde que se introdujo la ley sobre el libre aborto en 1975, se han realizado 1,1 millones de abortos. Cada año se efectúan unos 30.000. ¿Por qué vamos a permitir que la cifra siga aumentando?, se pregunta Swärd.

Suecia tenía hasta 1975 una ley muy restrictiva con respecto al aborto, respaldada por los movimientos feministas. Cuando se introdujo el debate del aborto libre al principio de los años setenta, los activistas no eran las organizaciones de mujeres sino hombres partidarios de la liberación sexual para los que el aborto era un recurso cómodo.

Así el hombre podía utilizar sexualmente a la mujer y en caso de embarazo no deseado presionarla para abortar. Con esta situación se reforzó la irresponsabilidad y el abandono por parte del hombre. La pregunta que Swärd plantea es: ¿cuántas mujeres optarían por tener a su hijo si encontraran a su lado un hombre maduro, que las apoya, que desempeña su papel como padre?

Actualmente el argumento a favor del aborto se centra en que equivale a extirpar una excrecencia del cuerpo de la mujer, como si fuera una operación de apendicitis. Sin embargo, el autor cree los que piensan de ese modo se encuentran más entre los hombres que entre las mujeres. La mujer sabe que se trata de eliminar una vida humana y para ella la intervención es más seria que para el hombre.

Fobia anticristiana

Otro artículo, "Los cristianos son perseguidos en Suecia y en Europa", se refiere al hostigamiento verbal que actualmente domina en Suecia.

En diversos programas de televisión se representa a los cristianos como fundamentalistas, se les exige que pidan disculpas por supuestos errores cometidos en nombre de su fe, se hacen campañas para deslucir las festividades solemnes, etc. ¿Y los políticos qué hacen? Pues se dedican a ensalzar la diversidad de religiones que hay en Suecia, mientras algunos no tienen inconveniente en agraviar a los cristianos en relación con el aborto y la investigación con células madre. Lo mismo ocurre con los derechos de los homosexuales. La gente acusa a la Iglesia católica de discriminar a los homosexuales, pero ¿por qué no se ha propuesto que puedan casarse en una mezquita o en una sinagoga?

En estos días se oye hablar de fobia contra el islam y a los políticos les preocupa cómo evitar esta actitud. Pero todavía no ha habido ningún político que diga que el islam es tan retrógrado respecto al aborto como el cristianismo, porque temen que una bomba explote en el metro de Estocolmo.

Un tercer artículo que se publicó en "Svenska Dagbladet" llevaba por título "Sin Biblia, no me alojo", haciendo referencia a que se han quitado de los hoteles las Biblias que había en las habitaciones.

El autor del artículo ha roto su tarjeta de "cliente privilegiado" de los hoteles Hilton y piensa hacer campaña entre sus colegas para boicotear la cadena. Su argumento es que si la mayoría de los suecos pertenecen a la Iglesia sueca, no es extraño que haya Biblias en las habitaciones de los hoteles. "Si los ateos ven como una ofensa el que haya Biblias en los hoteles, a los cristianos nos molesta que no las haya". Y advierte que es pésima propaganda para esta cadena haber quitado las Biblias, mientras mantiene los programas pornográficos en la red interna de televisión de los hoteles. "Si algunos no quieren que haya signos religiosos en ninguna parte, yo quiero tener todo sin marca de ateísmo".

La aparición de estos artículos indica que han comenzado a soplar otros vientos en Suecia, donde los cristianos se han cansado de que salga gratis atacar su fe y están reaccionando.

Con informaciones de Alejandra Lemmo desde Estocolmo.

Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.