Los crímenes del esteta y otros relatos

Página 1

Autor: Luis Ramoneda

Los Ritmos del Siglo XXI.
Madrid (2016).
187 págs.
15 €.

El escritor y crítico literario Luis Ramoneda publicó hace cuatro años en edición digital este su segundo libro de relatos, que ahora aparece impreso. Las veinticuatro narraciones que lo forman siguen pautas semejantes a las del anterior (El siglo de Rembrandt y otras historias), con relatos que recuerdan en su calidad estilística e intenciones humanas a los libros de Jiménez Lozano y Carlos Pujol.

La mayoría de las narraciones son bastante breves; en algunas, la trama es mínima, mientras que en otras se condensa una historia con un contenido más o menos dramático. El autor utiliza mucho los diálogos, que contribuyen a la rapidez y ligereza de la narración.

Los relatos parten siempre de la realidad: unos tienen ecos probablemente biográficos, mientras que otros reelaboran historias escuchadas a otros. Así, el arte y la cultura están presentes en “Látigo vivo” (sentido y lúcido homenaje a los libreros), “La Sexta” (una historia de la guerra civil con una de las sinfonías de Beethoven como protagonista), “Adulterio en Chamberí” o en el relato que da el título al libro, entre otros. Hay también historias protagonizadas por niños –Ramoneda ha escrito varios libros para ellos–; y otros relatos en los que la naturaleza y el paso del tiempo juegan un destacado papel.

En algunas narraciones se hace más hincapié en la descripción costumbrista o en la crítica social y tienen un tono más irónico: “La decadencia de Occidente”, “Corren malos tiempos para la lírica”, “Tragedias cotidianas”… Hay otros relatos –alguno ambientado también en la guerra civil española–, en los que la muerte y la pugna entre el bien y el mal marcan la pauta: “Hablar demasiado resulta peligroso”, “El encargo”, “Tejado”, “La Flor” o “Breve tratado sobre el mal”, probablemente uno de los mejores.

Como es habitual en el autor, la prosa está muy cuidada, es precisa, clara, con un vocabulario rico. Hay variedad de recursos literarios y lingüísticos en la estructuración y en la elaboración de los relatos, para buscar los modos de expresión más adecuados a cada caso. Se nota que Luis Ramoneda es autor también de varios poemarios, por el lirismo de las descripciones de lugares y ambientes, y, a veces, por el tono evocador. También el lirismo se traslada a las emociones humanas, siempre abordadas con delicadeza y una profunda y atrayente humanidad.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.