El Observatorio

Los chinos se casan tarde (cuando se casan)

Página 1

Con una población que envejece aceleradamente y la necesidad de encarar las nefastas consecuencias demográficas de la “política del hijo único”, algunas voces en China están proponiendo que se rebaje la edad legal mínima para casarse, hoy fijada en 22 años para los hombres y en 20 para las mujeres.

Según The Times, esos límites fueron impuestos en 1980 como complemento de la política de control de la natalidad. Hoy, ante el problema de la previsible carencia de fuerza de trabajo y su repercusión en las pensiones y en la seguridad social, Pekín ha “abierto la mano”: además de elevar a dos el número de hijos que una pareja puede tener, ofrece, a quienes se casen incluso tardíamente –después de los 25 años, ellos; y ellas, después de los 23– un mes a sueldo completo para los festejos.

Zhang Guogang, un ejecutivo del sector de la sanidad que colabora como asesor del Parlamento, aseguró al diario británico que si una pareja se propone tener dos hijos, “la mejor edad para concebir es entre los 23 y los 29. La mujer estará en mejores condiciones para dar a luz a un segundo hijo si es antes de los 30”. Por ello, se declara partidario de rebajar a 18 la edad legal para el matrimonio, de manera que tanto hombres como mujeres “contribuyan al crecimiento sostenible de la sociedad”.

Tanta es la preocupación por fomentar los enlaces y, como derivación, la natalidad, que se ha llegado a proponer disminuir el número de divorcios con diversos mecanismos, como establecer un período obligatorio de reflexión antes de disolver aquellas relaciones que atraviesan dificultades.

En marzo, durante el congreso del Partido Comunista, la diputada Huang Xihua llamó a rebajar la edad de ambos contrayentes hasta los 18 años. Según la diputada, citada por What’s on Weibo, su deseo no era promover los matrimonios tempranos, sino darles más derechos a los jóvenes.

En la red social Weibo, sin embargo, algunos se preguntan si la propuesta de Huang no terminaría perjudicando a las mujeres que aspiran a cursar estudios superiores, o provocando que “muchos jóvenes tomen un camino equivocado en la vida”. “Si quieres que la gente tenga más niños –bromeó uno–, desactiva Internet en todo el país después de las 8 pm. Eso también funciona”.

Por su parte, la agencia oficial Xinhua afirma que en el gigante asiático había en 2013 unos 170 millones de solteros en “edad casadera”. Según este medio, la explicación de tan alto número reside en que la tendencia al matrimonio tardío –principalmente en las zonas urbanas– ha ido asentándose, al tiempo que la tasa de divorcios ha ido al alza y se ha producido un cambio de percepción entre los jóvenes acerca de la soltería.

Para saber más

En China e India, de un 10% a un 20% de hombres no encontrarán mujer

La demografía es el punto débil de China

China no acaba de ver despegar la natalidad

China: del control al desequilibrio de población


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.