Libertad controlada para la Iglesia vietnamita

Crecen las vocaciones de religiosas, que se dedican a la enseñanza y a tareas sanitarias

Página 1

En Vietnam, la Iglesia disfruta de una libertad limitada y poco a poco las mejoras se dejan notar, ha señalado a la asociación Ayuda a la Iglesia Necesitada monseñor Bui Tuan, obispo auxiliar de la diócesis Long Xuyen, con ocasión de un viaje a Europa.

Según Mons. Bui Tuan este país de régimen comunista va ampliando lentamente el margen de libertad, lo que beneficia también a la Iglesia. Los obispos pueden moverse dentro de sus diócesis sin necesidad de solicitar permiso a las autoridades. La Conferencia Episcopal mantiene reuniones públicamente. Pero los obipos tienen muchas dificultades para reunirse todos, cosa que hacen sólo en fiestas señaladas.

"La primavera espiritual de Vietnam -dijo- comienza gracias a la ayuda de los laicos y de la familia". El 90% de los creyentes de la diócesis de Long Xuyen acuden a misa el domingo, y el 50% van a misa diariamente, aunque en las parroquias suele celebrarse la misa antes del amanecer, a las 4 horas.

Acerca de la situación económica declaró que las diferencias entre pobres y ricos "crecen cada vez más", la clase media desaparece y los altos cargos del partido se enriquecen con especial rapidez.

Señaló también que la mayoría de los sacerdotes de su diócesis (177) son jóvenes, pero insuficientes para atender a los 275.000 católicos de la región. Como consecuencia de la mayor libertad social, el obispo ya no necesita permiso para viajar dentro de la diócesis, ni los sacerdotes para moverse dentro de las demarcaciones de sus parroquias.

Otro aspecto prometedor es el aumento de vocaciones de religiosas, que suelen trabajar en escuelas, parvularios y hospitales. "Las religiosas -señala el obispo- tienen oportunidad de influir, ya que educan a los niños de los altos cargos del partido y también a niños no católicos". En Long Xuyen hay unas 200 religiosas.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.