El Observatorio

Leer en diagonal

Página 1

Si Platón temía que el recurso a la lectura hiciera decaer el deseo de tratar directamente con los sabios, “quizás hoy tendría miedo, por ejemplo, de que el fácil acceso a la tecnología disminuya el interés por acercarnos con profundidad a una lectura meditada y sabia”, afirma el presidente de la Confederación Española de Centros de Enseñanza, Alfonso Aguiló Pastrana.

En un artículo publicado en Hacer Familia, Aguiló subraya que Internet –donde se encuentra buena parte de la lectura que hacemos a día de hoy– ha ido cambiando el modo en que accedemos al conocimiento. Dado que la tecnología modifica los patrones de percepción, los saltos entre los múltiples enlaces presentes en los contenidos contribuyen a que la atención se disperse y a que se dificulte la lectura en profundidad.

“Leemos a saltos, vemos titulares, fotos, vídeos, leemos en diagonal, abrimos innumerables ventanas que casi nunca terminamos. En vez de leer, escaneamos visualmente la pantalla buscando retazos de información relevante. Tendemos a pasar de una cosa a otra sin volver atrás, sin recuperar el hilo con el que veníamos. Y apenas ponemos esfuerzo para recordar, porque lo podemos volver a buscar fácilmente”, apunta.

El experto reconoce que ese tipo de lectura permite la interconexión entre campos que antes estaban aislados, pero que quizás también puede terminar incidiendo negativamente en nuestra capacidad de interpretación. “Si eso sucede, quizá accedemos a más información, pero a menos conocimiento”.

“El saber –concluye– no depende demasiado del volumen o la diversidad de lo que hemos consultado. Es ciertamente muy positivo contrastar fuentes diversas, y atender a aproximaciones diferentes sobre un determinado asunto, pero no basta con eso, también necesitamos ejercitarnos en la reflexión, en una lectura más reposada, en una conversación profunda, en el esfuerzo por extraer una opinión más propia, un pensamiento más elaborado y mejor fundado”.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.