En tiempo de crisis, buenos libros baratos

Lecturas para todos los bolsillos

Página 1

En tiempo de crisis, las editoriales se las ingenian para no perder lectores. Por un lado, se potencia el libro de bolsillo, que tiene un peso cada vez más importante en la industria editorial. Por otro, algunas editoriales lanzan colecciones especiales a precios muy económicos, adaptándose así a las posibilidades del lector. No parece que en ninguno de estos casos el precio de los libros sea una razón para leer o no leer.

Nuria Cabutí, directora de comunicación del grupo Random House Mondadori, a la que pertenece Delibros, la colección de libros de bolsillo que más vende en España, opina que “el libro de bolsillo será una de las claves para afrontar la crisis, y ya está teniendo muchísimas ventas. 2009 será el año del libro de bolsillo”.

Cómodos, flexibles, instantáneos

Desde que en 1935 la editorial Penguin Books popularizase sus paperbacks, el libro de bolsillo ha ido adquiriendo más peso en la industria editorial y ha modificado la oferta y la demanda de libros. Se trata de un fenómeno editorial ligado a la sociedad de masas, pues el libro de bolsillo nace con la vocación de democratizar y socializar la lectura. Las tiradas de las ediciones en formato de bolsillo suelen ser bastante más amplias que las normales, con el fin de ganar más lectores y hacer más rentable la vida de estos libros, cuyos precios suelen estar en torno a la mitad de lo normal. Un 60% de los compradores se inclinan por el libro de bolsillo precisamente por el menor precio.

De hecho, en muchas ocasiones los libros de bolsillo dan una segunda oportunidad a los best-sellers y también ofrecen a bajo precio una selección de lo mejor de cada editorial. Aunque hay de todo, el libro de bolsillo tiene un marcado carácter popular, más pendiente del mercado del entretenimiento que de la cultura elitista. Sus colecciones suelen estar divididas en los géneros más comerciales: policíaca, intriga, terror, aventuras, ciencia-ficción, y últimamente han irrumpido con fuerza el cómic y la chick-lit (género de novela desenfadada para chicas jóvenes, del tipo El diario de Bridget Jones o Sex and the City).

El libro de bolsillo en España

En España, una de las editoriales pioneras del libro de bolsillo fue Espasa Calpe con su colección Austral. Nació en 1937 (su primer libro fue La rebelión de las masas, de José Ortega y Gasset) y todavía hoy sigue ofreciendo a un precio muy económico su valioso fondo editorial. Alianza, otra de las más populares, nace en 1966 y sigue siendo otra editorial de referencia.

Pero a partir de 2000 los competidores se han hecho con el mercado, gracias a su pertenencia a grandes grupos editoriales. Debolsillo, del grupo Random House Mondadori, ha editado cerca de dos mil títulos desde su aparición en 2002, algunos de ellos sin pasar antes por la edición normal. Está especializada en el best-seller, con autores tan vendidos como Ken Follett, Stephen King y Julia Navarro. También tiene una exitosa colección, Cisne, de novela romántica. Debolsillo es la colección líder en España, con una cuota de mercado del 42%.

Punto de Lectura, del Grupo Santillana, ha publicado en seis años más de mil títulos y 20 millones de ejemplares. En su catálogo están todos los géneros literarios. Llama la atención la cantidad de autores españoles y latinoamericanos: Bernardo Atxaga, Manuel Rivas, Luis Mateo Díez, Rosa Montero, Arturo Pérez-Reverte, Mario Vargas Llosa, Cabrera Infante, Julio Cortázar... Punto de Lectura tiene una cuota de mercado del 25%.

Booket es el sello de bolsillo del grupo Planeta. Entre sus títulos predominan también los subgéneros narrativos y las colecciones de autor: Matilde Asensi, J.J. Benítez, Paulo Coelho, Antonio Gala, Eduardo Mendoza, Terenci Moix y Ruiz Zafón. “Crimen y misterio”, una de sus colecciones, lleva vendidos más de medio millón de ejemplares. Las ventas de Booket alcanzan el 8% de cuota de mercado.

Otras iniciativas interesantes son el sello Quinteto, integrado por las editoriales Anagrama, Tusquets, Península, Salamandra y Edhasa. Y Puzzle, del que forman parte Urano, Umbriel y Titania. Luego están los sellos específicos de algunas editoriales: Byblos (Grupo Zeta), Compactos (Anagrama), Fábula (Tusquets), La Esfera de los Libros... Y las colecciones económicas puestas en marcha por RBA (“Serie Negra”), Seix Barral (Únicos), etc.

Oportunidad para editoriales pequeñas

En tiempo de crisis, algunas editoriales han aguzado el ingenio para lanzar colecciones muy económicas. Es lo que está haciendo, por ejemplo, la nueva editorial Alfabia, fundada por la joven Diana Zaforteza, antes editora en Alpha Decay. Su apuesta más barata es la colección Los Cuadernos Alfabia, una biblioteca de bolsillo que ofrece libros al precio de 3,20 . Los primeros autores de esta colección son Enrique Vila-Matas, José Carlos Llop y Juan Antonio Masoliver Ródenas.

También resulta llamativa la aparición de la editorial ES. Sus editores dicen buscar “que el libro se convierta en un bien de primera necesidad”. Para conseguirlo, el precio no va a ser el problema: 3 . Y no se trata de libros de usar y tirar. En el diseño y en el formato tienen en cuenta que se están dirigiendo a un lector con poco tiempo, con poco dinero y al que hay que ofrecer libros cortos, directos y cercanos. También tienen como objetivo hacerse un hueco en los hipermercados. Y en sus novedades hay de todo: Obama, literatura, viajes, ensayos, gastronomía...

Otra editorial, Navona, ha lanzado su colección Reencuentros, que “se propone devolver a la actualidad obras de grandes autores, en nuevas traducciones, perdidas en el tiempo o poco conocidas”. Las obras ya publicadas explican bastante bien este interesante proyecto editorial. Ha reeditado un puñado de obras de John Steinbeck (El pony colorado, Tortilla Flat, Dulce jueves...), de Jack London, R.L. Stevenson, Mark Twain, Joseph Conrad, Francis Scott Fitzgerald (de éste, su antología de relatos Los mejores cuentos, entre los que se encuentra “El curioso caso de Benjamin Button”, llevado recientemente al cine), Friedrich Dürrenmatt, Erskine Caldwell...

También la editorial Menoscuarto, especializada en el relato corto, estrena colección, Entretanto, en la que van a aparecer joyas literarias en pequeño formato y con calidad. Serán textos breves de la literatura universal, editados en un tamaño cómodo y manejable, sin descartar épocas ni géneros. Así explican sus intenciones: “El sugerente nombre de la colección quiere subrayar precisamente la voluntad de brindar obras de indudable interés y grata lectura, sepultadas en un mercado editorial marcado por la proliferación de títulos y en una sociedad con exceso de información”.

El primer título de la colección es Sólo para fumadores, del peruano Julio Ramón Ribeyro (1924-1994), donde aparecen tres de los mejores relatos de este autor. La colección continúa con dos clásicos de la literatura universal: El alienista, del brasileño Joaquín María Machado de Asís (1839-1908), un relato sobre la locura y el poder, y Tratado de los excitantes modernos de Honoré de Balzac, un ensayo sobre el alcohol, el azúcar, el té, el café y el tabaco que le sirve para estudiar la sociedad del siglo XIX.

Con imaginación, además, otras editoriales pequeñas, como NorteSur, Alhenamedia, Siete Noches, etc., se suman con sus propuestas al reto de hacer la crisis más llevadera a los lectores.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.