Las universidades españolas cobran más y recortan gastos

Página 1

Las universidades españolas tienen más alumnos, son más caras y han aumentado las diferencias de precios de una región a otra. Así se ve en el informe Datos y cifras del sistema universitario español (2012-2013), publicado por el Ministerio de Educación.

En el curso 2011-12, el número de estudiantes universitarios de grado subió un 3,1% respecto al curso anterior, hasta casi 1,47 millones, y según los datos provisionales, en el presente curso hay un 1,5% más. Un poco más de un tercio del aumento en 2012-2013 (+25,000) corresponde a las universidades privadas. Así, el alumnado ha crecido un 7,4% en los últimos cinco años, mientras que entre 2000 y 2008 bajó en torno al 1% anual.

También hubo más estudiantes de máster en el curso pasado: 113.000, un 7,8% más que en el curso anterior.

No ha habido aumento en todas las carreras: las ingenierías y la arquitectura han perdido 4.000 estudiantes, la mayoría en las universidades públicas.

En el curso 2012-13, las tasas universitarias han experimentado una subida media del 16,7% respecto al año anterior, y un 22,1% respecto a hace dos años. El precio medio anual es ahora de 1.073 euros para los alumnos de grado, más de 2.000 euros para los de másteres que habilitan para una profesión (profesor de secundaria, abogado...) y 2.627 euros para los de otros másteres. Las diferencias de precios de másteres por comunidades llegan al 170% entre la más cara, Canarias, y la más barata, Galicia.

El nuevo sistema introducido por el Gobierno obliga a que el alumno pague con su matrícula entre el 15% y el 25% del coste real. Cada autonomía ha fijado la cuantía de la subida. Cataluña es la más cara la universidad: 2.011 euros de media por curso, tras una subida de casi un 80% en los últimos dos años. En el otro extremo está Galicia, donde un curso cuesta de media 713 euros. Otras autonomías donde las universidades se han encarecido más de un 20% en un año son Comunidad Valenciana (33%), Madrid (38%), Castilla y León (42%), Canarias (42%).

Cabe destacar el aumento de lo que cuesta repetir una asignatura. En Baleares, por ejemplo, el precio del crédito por asignatura en la primera matrícula es de 17,1 euros; en la segunda se pagan 34,1 euros, y en la tercera, 73,9 euros.

Por otra parte, el Ministerio de Educación incrementó en el curso 2011-12 un 10,6% el dinero destinado a becas y ayudas.

Este panorama hace que los alumnos midan más sus fuerzas respecto a los compromisos que adquieren. Pero no solo los alumnos tienen que exigirse. Así lo ha entendido, por ejemplo, la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), según informa La Vanguardia. A falta de conocer los datos del ejercicio 2012, y pese a los ajustes realizados, se estima que el déficit acumulado de la UPC supera ya los 100 millones de euros. Según la gerencia de esta institución, si el Gobierno catalán hubiese mantenido las aportaciones en el nivel de 2007, el año 2012 se habría cerrado con 20,1 millones de superávit. Estos resultados, la crisis económica y la competencia de otras universidades han llevado al Consejo de Gobierno de la universidad a programar un plan de viabilidad. En él se contempla definir un nuevo mapa de titulaciones, integrar centros, eliminar duplicidades, la especialización e incluso la venta de patrimonio.

En España, hasta 2012, el erario público subvencionaba el 80% de los costes de las matrículas universitarias. La media en la OCDE era muy inferior, el 69% (2008), aunque también el coste medio de un año de universidad en España más bajo que en casi todas las grandes economías europeas (ver Aceprensa, 4-05-2012) Se observa además un exceso de titulaciones ofrecidas y poca especialización en las universidades.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.