Las células madre

Alquimia celular para una nueva medicina

Página 1

Autor: Nicolás Jouve

Palabra (papel) / Digital Reasons (digital).
Madrid (2015).
253 págs.
14,50 € (papel) / 6 € (digital).

¿Qué pasaría si, a medida que las células de nuestro cuerpo degeneran y dejan de funcionar, pudieran ser sustituidas por otras funcionales? Pues que probablemente algunas de las enfermedades crónicas más graves que padecemos, y que en ocasiones nos llevan hasta la muerte (como el alzheimer, el parkinson, la diabetes, etc.), podrían resolverse. Esas células capaces de regenerar nuestros tejidos dañados son las células madre.

Entre 1998 y 2005 la controversia bioética en torno a ellas fue enorme, porque muchos científicos entendieron que la única forma de acceder a esa “alquimia celular” era recurriendo a los embriones humanos. Algunos no vieron ningún problema porque negaban cualquier valor al embrión humano. Pero incluso entre los que reconocían que merecía respeto, se justificaba el recurso a los embriones humanos como fuente de células madre por el enorme beneficio que reportaría a tantos seres humanos enfermos. A quienes defendían que, como el embrión humano tenía dignidad, no podía ser instrumentalizado por buena que fuera la causa, se les calificaba de fundamentalistas religiosos y se afirmaba que estaban empeñados en imponer sus prejuicios a la posibilidad de curar a millones de personas. Más allá de la confrontación sobre el estatuto del embrión humano, hubo científicos que sostuvieron en todo momento que era posible encontrar vías alternativas para desarrollar la medicina regenerativa sin necesidad de recurrir a embriones humanos.

El tiempo ha pasado, y el horizonte de la medicina regenerativa es completamente distinto al de hace unos pocos años. Se reconoce de forma unánime que recurrir a las células madre procedentes de embriones humanos presenta más dificultades que las inicialmente previstas. Por el contrario, las vías alternativas, y de forma destacada la reprogramación de células adultas, se revela mucho más plausible tanto desde el punto de vista científico como ético. Las curaciones empiezan a atisbarse por esa vía y llegarán paulatinamente, pero no de forma inmediata como se aseguraba en la época de la “burbuja” de la células madre embrionarias. Y, desde luego, la reprogramación celular no atenta contra la vida del embrión humano.

Nicolás Jouve, catedrático de Genética de la Universidad de Alcalá y miembro del Comité de Bioética de España, dedica este libro a narrar la apasionante historia de las células madre: sus inicios a finales del siglo pasado; la controversia bioética que suscitó el empeño por conseguir las células madre embrionarias (tanto por el uso que se hacía de embriones humanos como por promover el recurso a la clonación para obtener esos embriones); los escandalosos fraudes científicos que se dieron a su amparo; la aparición de sucesivas alternativas éticas para desarrollar la medicina regenerativa; y la consolidación actual de una línea de investigación que permite obtener células madre de igual valor que las embrionarias sin necesidad de destruir embriones.

Al narrar esta singladura científica Jouve aúna el rigor científico y la capacidad de divulgación. La inclusión de unas referencias básicas en materia de genética y biología celular, de un glosario de términos al final del libro, y de gráficos explicativos constituyen una magnífica ayuda para que el no iniciado en estas cuestiones se ponga al día y pueda seguir el libro sin dificultad. En un campo en el que los avances científicos son continuos, Nicolás Jouve nos presenta el estado de las investigaciones hasta este mismo año. Además, afronta los problemas bioéticos que suscitan las distintas vías de obtener células madre con el mismo rigor y capacidad divulgativa que cuando habla de ciencia.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.