La guardería no es la clave del desarrollo infantil

Según un estudio estadounidense, las experiencias familiares importan más que la calidad de la guardería

Página 1

Desde hace años se discute si es conveniente dejar a los niños muy pequeños al cuidado de las guarderías o si, en cambio, es preferible que les atienda la madre a tiempo completo. A juzgar por un nuevo estudio del Instituto Nacional de la Salud Infantil, organismo dependiente del gobierno estadounidense, al menos las destrezas intelectuales de los niños no son dañadas por pasar el día en una guardería, si ésta tiene ciertas condiciones de atención a los niños.

La investigación, llevada a cabo en nueve Estados, evalúa el desarrollo de 1.364 niños desde el nacimiento hasta los 3 años cumplidos. Es el grupo mayor y más heterogéneo hasta ahora estudiado. Para poder hacer la comparación, un poco más del 20% de los niños recibieron la atención continua de sus madres, mientras que los demás fueron atendidos en guarderías o en casas de cuidadoras contratadas. La mitad de los niños pasaron en estos lugares al menos 30 horas por semana.

Uno de los resultados que resalta la revista Time (14-IV-97) se refiere al lenguaje y a las destrezas para el aprendizaje: los niños que iban a guarderías bien atendidas (dotadas de personal que habla a los niños con interés) mostraron algunas ventajas respecto a los niños de centros menos cuidadosos.

Asimismo, los niños internados durante largas horas en guarderías -especialmente de baja calidad- se mostraron levemente menos compenetrados con sus madres, especialmente si habían pasado allí muchas horas diarias antes de cumplir los seis meses.

Pero la principal conclusión del estudio es que la guardería importa mucho menos para el desarrollo mental y emocional del niño que el tipo de vida familiar. Algo que incluye desde los ingresos hasta el léxico que emplea la madre y la estimulación intelectual y emocional que los niños reciben en el hogar.

Los investigadores estiman que el 1% de las diferencias pueden ser explicadas por la calidad de los centros o guarderías, y el 32%, por la diferencia de las experiencias en la familia.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.