La FIFA extrema la seguridad para evitar sobornos a los árbitros durante el Mundial

Los árbitros permanecerán casi confinados el tiempo que dure el torneo

Página 1

La FIFA, organismo que gobierna el fútbol muldial, ha adoptado unas medidas insólitas para evitar que la corrupción -en forma de partidos amañados o de influencia en su desarrollo- enturbie la Copa del Mundo que se celebra en Alemania.

Por primera vez en la historia del mundial, la FIFA ha exigido a jugadores, árbitros y entrenadores que firmen una declaración en la que se comprometen a no apostar -ni ellos ni sus familiares inmediatos- a los partidos de la Copa Mundial. Además, ha creado una empresa llamada Early Warning System que estará conectada con las principales casas de apuestas internacionales para detectar cualquier intento de manipular los resultados. Aunque la FIFA no ha aclarado cómo funciona el sistema, parece que puede localizar patrones de apuestas sospechosos. En ese caso, la FIFA sustituirá al árbitro del partido en cuestión.

¿Son los árbitros los principales sospechosos? De momento, han sufrido medidas de seguridad extraordinarias. Los 81 árbitros y asistentes del campeonato están alojados en un hotel a las afueras de Francfort que no admite más huéspedes, con excepción de tripulaciones de las compañías aéreas y visitantes conocidos por la dirección del hotel. Diez vigilantes de seguridad están apostados en el hotel y cuatro policías patrullan las inmediaciones. Los árbitros no pueden recibir en sus habitaciones llamadas telefónicas desde el exterior. El día 5 tuvo lugar una sesión con la prensa pero las entrevistas se celebraron en el jardín y ningún periodista pudo acceder al hotel.

Cada árbitro cobrará por el mundial 40.000 dólares -el doble del salario medio de un árbitro en 2002-. Muchos creen que es un sueldo más que generoso por un mes de trabajo y suficiente para no aceptar sobornos. Sin embargo, nadie discute que las decisiones arbitrales pueden tener una repercusión muy grande en un deporte en el que se marcan tan pocos tantos. El hecho de que haya habido árbitros que han aceptado sobornos -si bien en ligas nacionales donde los árbitros no son profesionales o no están bien pagados-, la proliferación de las casas de apuestas en Internet y la influencia de las peñas de apuestas asiáticas han aconsejado extremar la prudencia.

Los recientes escándalos sobre partidos amañados en el campeonato italiano, algunos casos destapados en la segunda división de la Bundesliga, en la liga brasileña, y casos sospechosos en la holandesa, han hecho saltar las alarmas.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.