La diócesis de Washington hace campaña para promover la confesión

Con mensajes publicitarios se anima a los fieles a vivir la experiencia del perdón

Página 1

La archidiócesis de Washington acaba de lanzar una campaña para impulsar la práctica de la confesión, bajo el lema "The Light Is On for You" (en alusión a la luz que muestra que un confesionario está libre). La iniciativa ha tenido un impacto en las calles de la ciudad: las marquesinas de los autobuses y las estaciones del metro hablan abiertamente de la conveniencia de la confesión: un "bombardeo de marketing", según el "Washington Post" (22-02-2007).

Antes de retirarse en 2006, el anterior arzobispo de Washington, el cardenal Theodore McCarrick, dejó a su sucesor el listón muy alto. McCarrick impulsó campañas cruciales tanto en el debate de la pena de muerte (ver Aceprensa 38/05) como en el de la inmigración (ver Aceprensa 60/05).

El arzobispo Donald W. Wuerld ha seguido el ejemplo de su predecesor, poniendo en marcha una iniciativa pastoral que recurre a la publicidad para hacer llegar su mensaje a los que no lo escucharían en la iglesia.

El lanzamiento de la campaña se ha hecho coincidir con el comienzo de la Cuaresma, el pasado 21 de febrero. No obstante, Wuerld quiso preparar el terreno un mes antes con una carta pastoral sobre la confesión. Explicó que este sacramento convierte a cada católico en "un apóstol del perdón de Cristo y en un testigo de la misericordia insondable de Dios". "A diario experimentamos fracasos y obstáculos para obrar el bien; en esos momentos, es preciso recordar lo que nos enseña la Iglesia: tenemos el poder de vencer al pecado porque tenemos la gracia de Dios con nosotros".

Las principales líneas de acción de la campaña consisten en facilitar a todos la práctica de la confesión. Para eso, las 140 parroquias de las diócesis de Washington ofrecerán horario de confesiones desde las 7 de la mañana hasta las 8.30 de la tarde durante todos los miércoles de Cuaresma. Además, se han distribuido 100.000 folletos explicativos sobre los pasos de la confesión y el acto de contrición. Estos folletos tienen un formato agradable y mensajes claros ("Decir los pecados al confesor. Si no estás seguro o si estás intranquilo, pídele ayuda"). En marquesinas de los autobuses, en las estaciones del metro y en vallas publicitarias se han colgado carteles con el lema de la campaña. Además, varios programas de radio emiten anuncios sobre la confesión.

"Cada vez es más frecuente que la gente se conecte on line y 'confiese' toda clase de cosas, pero no lo hace para pedir perdón", explica Susan Gibbs, portavoz de la archidiócesis. "Es muy duro reconocer que te has equivocado". Para resolver esta situación, la campaña pretende hacer ver a la gente que en el sacramento de la Penitencia encontrará la paz que busca.

ACEPRENSA

Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.