Contrapunto

La Coca-Cola vuelve a Irán

Página 1

Contrapunto

La prensa más radical de Teherán sigue despotricando contra el "Gran Satán" americano y la "decadente cultura occidental". Sin embargo, desde hace algunas semanas todos los periódicos publican por primera vez desde 1979 un anuncio de media página con el eslogan "Beba Coca-Cola". Tras haber sido prohibida por la Revolución islámica hace catorce años como símbolo de una cultura aborrecida, la Coca-Cola vuelve triunfalmente a Irán. Ya a fines del año pasado entró en funcionamiento una fábrica ultramoderna que produce Coca-Cola auténtica bajo licencia suiza. Y el logotipo rojo y blanco de la bebida americana aparece cada vez en más comercios y en una flotilla de camiones de distribución. Para consuelo de los islamistas puros y duros, al menos no se trata de una bebida alcohólica. Ya sólo falta un nuevo Billy Wilder que, como en Uno, dos, tres, lleve al cine esta "Iran-Coca Connection".

Ignacio Aréchaga

Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.