La canción de la llanura

Plainsong

Página 1

Autor: Kent Haruf

Literatura Random House.
Barcelona (2017).
304 págs.
18,90 € (papel) / 9,99 € (digital).
Traducción: Agustín Vergara.

Comprar

Ebook

Kent Haruf (1943-2014) es autor de seis novelas. La canción de la llanura es la tercera que publicó y el primer volumen de su Trilogía de la llanura. En inglés, el título es Plainsong: “cualquier melodía o aire sencillos y sin adornos”, como dice al comienzo el libro. El gregoriano sería el mejor ejemplo de este tipo de música.

Haruf elige para sus novelas personajes pertenecientes a pequeñas comunidades de Colorado, de donde es oriundo. Esta novela sigue las vidas paralelas de algunos habitantes de Holt que tienen en común ser miembros de familias desestructuradas, agobiados por el sufrimiento que provocan sus dificultades vitales.

Tom Guthrie, profesor problemático de instituto con dos hijos pequeños, Ike y Bobby, es abandonado por su mujer a causa de una depresión. Victoria es una adolescente a quien su novio deja embarazada; su madre la echa de casa y acude a Maggie Jones, profesora en el mismo instituto de Tom y a quien su marido también ha abandonado. Para que se hagan cargo de ella, la lleva a casa de los McPheron, dos hermanos granjeros nada acostumbrados a tratar con mujeres y mucho menos con solteras embarazadas.

Podría parecer que, con estos caracteres, el relato habría de ser necesariamente sombrío. Sin embargo, Haruf trata a sus personajes con ternura, de forma que no nos sitúa ante un grupo de personas inadaptadas, sino que a medida que avanza la trama, las relaciones entre ellos se afianzan y se hace más evidente la necesidad que tienen de los demás. Las voces únicas e irrepetibles de cada uno de ellos, que al principio suenan aisladas e independientes, se van fundiendo hasta componer una conmovedora melodía.

Con un estilo sencillo que recuerda a Cormac McCarthy, también en los diálogos, Haruf relata unas historias muy humanas de un grupo de personajes cuyas trayectorias vitales se van entrecruzando. Los episodios son cortos, y en cada uno de ellos cambia el protagonista.

Al final, La canción de la llanura habla de la necesidad de ser aceptados, queridos, apoyados, aunque en ocasiones los habitantes busquen consuelos recurriendo al sexo. A través de Ike y Bobby, los hijos de Guthrie, nos llega la visión infantil de realidades incomprensibles para un niño y relatadas con un punto de ingenuidad, como las escenas de violencia sexual, la vejez, la enfermedad o la muerte.

Haruf tuvo una infancia y adolescencia difíciles, debido a un pequeño defecto físico que le acomplejaba. Esos años de infelicidad y aislamiento, en los que trató de pasar inadvertido a toda costa, le ayudaron a ser más consciente de los demás y a prestar más atención a los sentimientos de los que le rodean que a los suyos propios. Encontró en la escritura la vía para manifestar su preocupación por las gentes. 


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.