Jordania: un foro para que los cristianos cuenten en Oriente Medio

Página 1

Los patriarcas y obispos de las Iglesias cristianas de Egipto, Siria, Irak, Líbano, Jordania y Jerusalén se han reunido en Ammán el 3 y el 4 de septiembre para dar a conocer los desafíos a los que se enfrentan los cristianos en sus comunidades. Se trata de una iniciativa del rey de Jordania, Abdalá II, quien ha subrayado la aportación decisiva que los cristianos árabes hacen a la región.

El objetivo del foro –organizado por el ministro jordano de asuntos religiosos y culturales, el príncipe Ghazi Bin Muhammed Bin Talal, primo y consejero del rey– era pensar nuevas formas de garantizar la presencia cristiana en Oriente Medio.

Este es un problema que preocupa desde hace años a los obispos católicos de la región (cfr. Aceprensa, 7-10-2010). El Papa Benedicto XVI, con quien Ghazi Bin Talal congenió en su viaje a Jordania en 2009, también se hizo eco de esta preocupación en la exhortación apostólica Ecclesia in Medio Oriente (cfr. Aceprensa, 17-09-2012).

Una de las cosas más relevantes de la conferencia celebrada en Amman es que el rey Abdalá ha subrayado el empobrecimiento que supondría para Oriente Medio el éxodo de los cristianos a otras zonas del mundo. “Los cristianos árabes han tenido un papel clave en la construcción de las sociedades árabes y en la defensa de las causas justas de nuestros países”, dijo a los más de setenta representantes de comunidades cristianas que participaron en el foro.

“Apoyamos cualquier esfuerzo dirigido a preservar la identidad histórica de los cristianos árabes, y a proteger el derecho al libre ejercicio de la religión, basado en el mandamiento común para la fe cristiana y la musulmana de amar a Dios y al prójimo”. Una muestra de que el gobierno jordano está dispuesto a apoyar la presencia cristiana en la región es la facilidad que dio para que empezara la primera universidad católica en Jordania (cfr. Aceprensa, 4-06-2013).

En su discurso el rey dijo también que se sentía orgulloso de que Jordania sea “un modelo excepcional de coexistencia y de fraternidad entre musulmanes y cristianos”. Y añadió que “la protección de los cristianos es un deber, y no un favor [que les hacemos]”.

Para el arzobispo Giorgio Lingua, nuncio apostólico en Amman, la creación de este foro es una prueba de que “el rey se ha dado cuenta de que los cristianos [de Oriente Medio] están un poco asustados y están pensando en marcharse. Es la primera vez que se celebra una conferencia de este tipo en un país musulmán y bajo el patrocinio de sus autoridades”.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.