Jesús. Una biografía

Jesús. Un perfil biogràfic

Página 1

Autor: Armand Puig

Destino. Barcelona (2005). 662 págs. 25 €. Traducción: David Salas Mezquita.

En los últimos veinte años la investigación sobre el Jesús histórico ha recibido un gran impulso y frente al "no podemos saber nada de Jesús de Nazaret", que afirmaba Bultmann, hemos pasado al "podemos saber mucho de él", que sostiene ahora la denominada "tercera búsqueda del Jesús histórico".

El libro de Armand Puig se sitúa expresamente en esta corriente de investigación. En palabras del autor, pretende ser una "biografía crítica" del fundador del cristianismo. Quiere ser una introducción a la figura de Jesús, "vista desde el horizonte del judaísmo y desde su impacto en el cristianismo naciente". Prevalece en él la intención de conjugar "el análisis exegético, la investigación histórica y la reflexión espiritual".

Dado el carácter histórico que domina la obra, el autor adopta, como criterio que determina la historicidad de hechos y palabras, el criterio de plausibilidad histórica (Theissen) o explicación suficiente (Fusco), que consiste en sopesar en cada caso la relación de Jesús con el judaísmo contemporáneo, el contexto en que se mueve, y averiguar la relación que tiene con el cristianismo primitivo, el medio que ha recibido el impacto de su figura y de su mensaje.

El género que emplea es narrativo. De hecho, la obra no tiene notas bibliográficas. La lectura se hace sumamente fácil, tanto por el buen hacer literario del autor como por la manera en que se van hilando los diversos temas o cuestiones. La estructura y el orden que presenta es encomiable y la capacidad de síntesis de cuestiones complejas es ciertamente meritoria.

El libro de Puig va mucho más lejos que otras obras recientes sobre el Jesús histórico. Viene a mostrar que los relatos evangélicos (incluido Juan), completados y contrastados por otras fuentes, son fiables y que, por tanto, podemos establecer con garantías el perfil histórico de la vida terrena de Jesús, desde su infancia hasta su resurrección. Se trata, pues, de un libro valiente en el mundo exegético actual, tan condicionado por el rigorismo de unos métodos histórico-críticos, que a menudo cercenan la posibilidad de la plausibilidad histórica en aras de una pretendida objetividad, que no pocas veces desemboca en un rancio escepticismo.

Armand Puig se inscribe sin tapujos en la tradición de fe cristiana, cuando manifiesta su implicación en la historia que estudia como la de una "persona creyente en Jesucristo, Dios y hombre, y presbítero de la Iglesia Católica". Aunque también es verdad que, en ocasiones, a la hora de tratar aspectos tan importantes como la Persona, identidad y misión de Jesús, es probable que el lector, incluso el especializado, se quede con la sensación de que el autor no los ha abordado a fondo. Es como si, en relación a estos aspectos, se atuviera a una narración meramente descriptiva de lo que es históricamente plausible, y le faltara implicar más en su análisis la comprensión de fe que tuvo la comunidad en la que se compusieron y trasmitieron los relatos que la manifiestan y la fundamentan.

La obra del exegeta catalán supone un paso adelante en los estudios históricos sobre Jesús de Nazaret. Junto a la fluidez, ilación y orden en la exposición, tiene el mérito de ofrecer una gran fuente de información actualizada sobre la vida de Jesús. Aspectos que durante años habían sido cuestionados desde el punto de vista histórico son afirmados ahora con claridad. Con todo, no puede negarse que se nos ofrece una visión de Jesús demasiado condicionada por la plausibilidad histórica, quizá por no separarse suficientemente de los presupuestos que dominan en los autores de la "tercera búsqueda del Jesús histórico".

Para hacer justicia al "enigma de Jesús", al que se refiere el autor evocando a D.F. Strauss, tal vez hubiera sido necesario mostrar con más claridad y sopesar con mayor atención los testimonios evangélicos que manifiestan no el enigma, sino la "memoria de Jesús" y con ella su misterio. Si no, se corre el riesgo de llegar a una situación análoga a las biografías de la "primera búsqueda del Jesús histórico", criticadas por Schweitzer en 1906. En aquellas biografías, el premio Nobel de la Paz hacía notar que "Jesús no se quedaba con nosotros; cruzaba, dejaba atrás nuestro tiempo, y se volvía al suyo".

Juan Chapa

Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.