Las cuentas de la Iglesia en España han mejorado

Página 1

En la Memoria anual de actividades de la Iglesia en España (2007), recientemente presentada, se publican las cuentas de la Iglesia. Es la primera Memoria que se publica después del cambio del modelo de financiación tras el acuerdo de 2008 con el Estado. Desde ese año se eleva el coeficiente de asignación tributaria al 0,7%, y el Estado no garantiza ya ningún mínimo presupuestario para el sostenimiento de la Iglesia.

La asignación tributaria es decidida por aquellos que marcan la casilla correspondiente de su declaración a favor de las actividades de la Iglesia (véase el Programa para el sostenimiento económico de la Iglesia en www.portantos.es). De este modo, el sostenimiento de la Iglesia depende exclusivamente de los católicos y de todas aquellas personas que reconocen la labor de la Iglesia: un 0,7% de la cuota íntegra del impuesto sobre la renta se dedicará a ese fin, sin coste adicional para el contribuyente.

En el ejercicio correspondiente a 2007, casi 7 millones de declaraciones marcaron la casilla del 0,7%. Habida cuenta de las declaraciones conjuntas que pueden hacer los matrimonios, se estima que unos 8,5 millones de ciudadanos optaron por apoyar la financiación de la Iglesia.

La asignación tributaria aporta un 25% del presupuesto de la Iglesia. La principal fuente de ingresos son las aportaciones directas de los fieles (50%), a la que se suman los rendimientos del patrimonio (5%), y otro 20% por la realización de algunas actividades económicas, subvenciones a través de convocatorias públicas, etc.

Ahorro para el Estado

La detallada Memoria de actividades de 2007 (disponible en el enlace http://www.conferenciaepiscopal.es/economia/irpf/2007/Memoria2007.pdf) analiza “el empleo de los recursos obtenidos mediante las libres aportaciones de los contribuyentes” y se sirve para ello de los datos aportados por las 69 diócesis españolas. La lectura de esta Memoria sirve igualmente para hacerse cargo del enorme ahorro que constituye para el Estado esa actividad caritativa, asistencial y pastoral.

Es frecuente, y más aún en los últimos meses, ver largas filas de necesitados que acuden a los comedores y asilos vinculados a instituciones diocesanas. En efecto, los 4.459 centros asistenciales de la Iglesia atendieron a un total de 2.955.132 personas necesitadas. La variedad de centros de titularidad eclesiástica es amplia: son 86 hospitales, 58 ambulatorios y dispensarios, 858 casas de acogida para ancianos, enfermos crónicos y minusválidos, 236 guarderías infantiles, 191 centros de tutela para la infancia, etc.

Es difícil medir en términos exclusivamente económicos esa labor de asistencia, ayuda espiritual, acompañamiento y formación: las más de 5 millones de eucaristías celebradas por los 19.121 sacerdotes de España, el millón largo de niños que asisten a las catequesis impartidas por unos 70.000 catequistas voluntarios, la labor de acompañamiento y formación espiritual de las 22.689 parroquias españolas, la actividad de los más de 60.000 voluntarios de Cáritas, etc.

En el campo educativo, 1.277.256 alumnos están escolarizados en 6.022 centros de titularidad católica. Los centros católicos concertados ahorraron 3.372 millones de euros en 2007 a las administraciones públicas. No es difícil explicar el origen de ese notable ahorro: el coste de una plaza en un centro público se acerca al doble del importe asignado para una plaza en un centro concertado; por tanto, la existencia de los segundos, además de un servicio a la libertad de educación, constituye un notable ahorro para las arcas públicas.

En el ámbito cultural la Memoria de 2007 recuerda que un 30% de los monumentos de España son de titularidad de instituciones de la Iglesia. Su mera exposición pública es una clara fuente de enriquecimiento cultural para toda la sociedad. Pero es también una fuente de gastos. Si bien es cierto que existen planes de rehabilitación y saneamiento vinculados a las distintas administraciones públicas, el documento precisa que “el peso del mantenimiento y de la puesta en disposición del uso de dichos bienes recae fundamentalmente en la Iglesia”. Sólo en obras de rehabilitación del patrimonio las diócesis desembolsaron en 2007 más de 54 millones de euros.

--------------------------

Para saber más:

-Programa para el sostenimiento económico de la Iglesia: www.portantos.es

-Memoria anual de actividades de la Iglesia en España (2007):
http://www.conferenciaepiscopal.es/economia/irpf/2007/Memoria2007.pdf


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.