Cifra para recordar

Homicidios: Latinoamérica, a la cabeza

Página 1

América Latina y el Caribe es la región del mundo donde se producen más muertes por homicidio, con un marcador de 165.617 personas asesinadas en 2012, la mayoría mediante el uso de armas de fuego, según el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre prevención de la violencia.

De acuerdo con este documento, durante el año mencionado, las muertes por violencia interpersonal a nivel planetario ascendieron a unos 475.000 casos. En el 60 por ciento de estos, las víctimas fueron hombres de entre 15 y 44 años, lo que convirtió al homicidio en la tercera causa de muerte en ese segmento poblacional.

En la región latinoamericana y caribeña, por su parte, la tasa de homicidios fue de 28,5 casos por cada 100.000 habitantes (la tasa mundial promedio es de 4,6). A la cabeza de esta deplorable lista se encuentra Honduras, con 103.9 por cada 100.000 personas, seguida por Venezuela, con 57,6; Jamaica (45,1) y Belice (44,7).

Otro Estado centroamericano, El Salvador, comparte el quinto puesto con Colombia, con 43,9 asesinados por cada 100.000, mientras que México, muy presente en los medios por la brutalidad de los asesinatos perpetrados por el narco ante la impotencia o complicidad de ciertas estructuras del Estado, muestra un índice de 22. Algo por delante tiene a Brasil (32,4), Bahamas (32), Haití (26,6) y República Dominicana (25).

En el lado opuesto se ubican, con una tasa bastante reducida de homicidios, Antigua y Barbuda (4,4 por cada 100.000 habitantes), Chile (4,6), Cuba (5), Argentina (6) y Costa Rica (8,5). Si se incluyera en la comparación a los países anglosajones de América del Norte, Canadá se llevaría la palma con la tasa más baja de asesinatos: 1,8 por cada 100.000 personas.

Estados Unidos, por su parte, exhibe un índice de 5,4, bastante bajo si se toma en cuenta la amplia libertad existente en ese país para poseer armas de fuego de pequeño o de mediano calibre (se estima que el 88 por ciento de los norteamericanos tienen una).

En cuanto a la forma en que se produjeron los homicidios, el informe indica que el 90 por ciento de los registrados en Venezuela fueron mediante el uso de armas de fuego, mientras que en El Salvador constituyeron el 77 por ciento. En todos los países de las Américas hay leyes que reglamentan las armas de fuego; sin embargo, menos de dos tercios de ellos tienen programas especiales de recompra, recolección y destrucción de armas.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.