Holanda: Se refuerzan los requisitos para practicar la eutanasia

Los cambios reflejan las dudas de los médicos

Página 1

La liberalización de la eutanasia en Holanda se ha dejado sentir en las camas de miles de enfermos terminales. Y en las conciencias de muchos médicos, que han reconocido el peso moral que comporta. De ahí que la principal asociación de médicos holandeses continúe revisando los procedimientos, con la intención de aliviar la responsabilidad de sus profesionales sin que eso dificulte de algún modo la práctica (ver servicio 164/93).

Tres son las últimas modificaciones establecidas por la Real Asociación de Médicos Holandeses [enviadas a finales de agosto a sus casi 24.000 miembros, 60% de los médicos]. En primer lugar, quienes cooperen en la eutanasia procurarán siempre que sean los propios pacientes quienes se administren personalmente los medicamentos letales, antes de recurrir a una inyección del médico o a un gota a gota. En segundo lugar, el médico que practique la eutanasia al enfermo no tendrá ninguna relación profesional o familiar con el paciente ni con el médico al que pida consejo antes de realizarla. Por último, no se obliga a ningún médico a colaborar en el suicidio, pero quien se oponga por principios está obligado a comunicarlo al paciente lo antes posible y a ayudarle a contactar con otro colega sin reparos morales.

Acerca de éste último principio, el Dr. Karel Gunning -contrario a la eutanasia- comenta que revela "los peligros y la locura de la lógica de la eutanasia". Ahora se considera que no querer matar a una persona "es como abandonarla fría y cruelmente, mientras que cooperar o matar a alguien se ve como una muestra de compasión".

"El verdadero problema -afirma- es que en Holanda estamos muy retrasados en lo que se refiere a los cuidados paliativos [aliviar el dolor, el sentimiento de náusea o la asfixia de una enfermedad terminal]. "En Gran Bretaña hay unos 200 centros de asistencia a moribundos y en nuestro país tan sólo empezamos ahora a tener algunos".

La Liga de Médicos Holandeses, 600 médicos entre los que destaca el doctor Gunning, estima que los cambios "son un pequeño paso en el sentido correcto". "Los médicos no pueden matar -afirma Gunning-. Pienso que los médicos holandeses entrarán algún día en razón".

El nuevo texto subraya que debe cumplirse la regla que exige consultar a un segundo doctor con experiencia antes de proceder a la eutanasia, pauta a menudo esquivada. La asociación médica recuerda también que es obligado dar cuenta de todos los casos de eutanasia, conforme a la ley y las reglas profesionales, que frecuentemente no son respetadas (ver servicio 76/94).


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.