Holanda: presiones sobre los médicos contrarios a la eutanasia

Se admite la eutanasia por sufrimiento psíquico

Página 1

El nuevo gobierno holandés ha dirigido una comunicación al Parlamento para informarle que la eutanasia podrá realizarse también por causa de sufrimiento psíquico insoportable y si la situación no ofrece perspectivas de mejora en un futuro próximo. Esta interpretación de la ley se apoya en una sentencia de este año del Tribunal Supremo que admitió tal posibilidad (cfr. servicio 96/94). Por su parte, un importante sector del Colegio de Médicos Holandés (NAV) ha pedido al gobierno que no se les obligue a la eutanasia.

Holanda despenalizó de hecho la eutanasia en 1993, aunque sujeta a un teórico control posterior. Pero hasta ahora se consideraba delito su aplicación a pacientes psíquicos no terminales. Esta evolución confirma el temor de quienes advirtieron que la lógica de la ley llevaba a admitir la eutanasia por motivos cada vez más amplios.

Incluso comienza a haber presiones sobre los médicos que se niegan a intervenir en casos de eutanasia. Este verano surgió la noticia de que un equipo ambulante de médicos viajaba por el país aplicando la eutanasia a petición. La noticia, con ribetes sensacionalistas, levantó una polémica entre el colegio de médicos, el Ministerio de Salud y demás implicados. El inspector jefe de salud pública, J. Verhoeff, ha afirmado después que se elaboraría una lista y se haría comparecer ante la comisión de disciplina del Colegio de Médicos a los médicos que, invocando la objeción de conciencia, no atendiesen la petición de eutanasia ni remitieran su caso a otro colega dispuesto a aplicarla.

M. Pijnenburg, secretario general de la asociación católica de instituciones médicas, le replicó que quien invoca la objeción de conciencia lo hace porque considera la eutanasia moralmente inaceptable. No importa quién realice la acción, pues el que se opone la estima inaceptable en cualquier caso. Por eso, nunca puede estar obligado a suministrar información o pasar el caso a otro médico. Esto sólo puede exigirse cuando se trata de proporcionar un tratamiento médico a un paciente. Pero la eutanasia no es un acto médico.

Los 700 médicos del Colegio de Médicos Holandés que se oponen a la eutanasia han enviado una carta a la Sra. Borst, Ministra de Salud Pública, para que el gobierno emita un comunicado donde se declare explícitamente que nadie está obligado a colaborar en la práctica de la eutanasia. Pero la Sra. Borst se ha negado a hacerlo. En la carta, el NAV recuerda que "la eutanasia no es un acto médico, ni siquiera un tratamiento generalizado y, además, supone un delito contemplado en el Código Penal holandés".


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.