Hazlo tan bien que no puedan ignorarte

So Good They Can’t Ignore You. Why Skills Trump Passion in the Quest for Work You Love

Página 1

Autor: Cal Newport

Asertos.
Madrid (2017).
240 págs.
17,50 €.
Traducción: Diego Pereda.

Comprar

Malcom Gladwell popularizó en su libro Fueras de serie una tesis conocida en psicología desde que el sueco K.A. Ericsson publicó su investigación sobre el perfeccionamiento de las habilidades: el talento no nace, sino que se hace y, en concreto, se puede desarrollar cualquier destreza con un entrenamiento intenso e inteligente y, sobre todo, que resulte desafiante para la capacidad de quien lo practique. La conclusión es discutible –y hay quienes la ponen en duda–, pero, al menos, resulta aleccionadora en un momento en que proliferan textos que explican cómo alcanzar el éxito sin apenas esforzarse.

En este ensayo, el primero de Cal Newport que se traduce al castellano, se expone toda una filosofía sobre el desarrollo profesional y personal. Abundan los consejos y las recomendaciones, pero ninguna de ellas resultará cómoda al lector. La pretensión del autor es desmontar el mito sobre el que muchos jóvenes deciden sus carreras profesionales: “sigue tu pasión”, “dedícate a lo que te gusta” es un consejo fatal que, en muchos casos, puede conducir al fracaso y a la insatisfacción. La pasión, explica, nace después de un esfuerzo sostenido, de una preparación dura y de un constante proceso de superación.

Frente a tanta literatura sobre coaching llena de brindis al sol, Newport aclara que para alcanzar el éxito hay más que aprender de la ascética dedicación del artesano que trabaja silencioso en su taller que del relumbrón ingenioso de los moradores de Silicon Valley. El amor a la tarea cotidiana, el cuidado de los detalles, la perseverancia en superarse cada día es lo que da sentido al trabajo y lo convierte en una senda para el desarrollo personal.

Este joven y exitoso profesor de informática en Georgetown sabe que las tentaciones a las que se enfrentan quienes acceden al mercado laboral, tras años de preparación y de escuchar repetidamente que “han de ser los mejores”, son muchas y variadas. Pero trata de aclarar que, pese a lo que se promociona en las redes sociales, los verdaderos triunfadores siempre se han esforzado más que el resto. Por eso anima a los jóvenes a no tomar el camino fácil, sino a entrenar una habilidad indispensable en el trabajo al que quieren dedicarse. Quiere mostrarles lo que dice el subtítulo de la obra: “Por qué ser competente importa más que la pasión para alcanzar el trabajo de tus sueños”.

Newport explica cómo diseñar una carrera profesional para que resulte satisfactoria a la larga y conlleve al mismo tiempo una mejora personal. Es, en este sentido, exhaustivo, pero la lección que se extrae del libro se puede resumir en una sola frase: solo te hace crecer lo que te cuesta. Es ese el secreto: seguir empeñándose en hacer mejor las cosas a pesar del cansancio o la dificultad.

Es ejemplar la actitud del propio Newport: pese al éxito de su blog (Study Hacks) y de sus libros, no tiene cuenta en Twitter ni perfil en Facebook. Para ser bueno en una profesión, explica, hay que centrarse en lo que aporta valor, y no en lo accesorio y superficial. En su último ensayo, Deep Work, que todavía no está traducido, mantiene que en la edad de la distracción, aumentará el valor de quienes sepan mantenerse concentrados y sean capaces de una reflexión profunda. Esta fresca y animada defensa de la austeridad, la fortaleza y el enfoque en el progreso personal merece francamente la pena.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.