Hasta siempre, hijo mío

Di jiu tian chang

Página 1

Director: Wang Xiaoshuai

Guion: Mei Ah, Wang Xiaoshuai.
Intérpretes: Liya Ai, Du Jiang, Zhao-Yan Guo-Zhang, Jingjing Li, Xi Qi, Wang Jingchun, Roy Wang, Cheng Xu, Mei Yong.
185 min.
Jóvenes.
Estreno:
27-09-2019.

Hasta 1979 el cine chino fue un instrumento al servicio de los intereses gubernamentales. Todas las películas chinas reproducían el estilo del realismo socialista y la exaltación de lo colectivo frente a cualquier punto de vista subjetivo o personal.

A partir de la década de los ochenta, los llamados cineastas de las quinta y sexta generaciones (Zhang Yimou, Chen Kaige, Huan Jianxin, Wang Xiaoshuai, Jia Zhangke), pese a grandes dificultades con la censura, iniciaron el camino inverso: la revisión crítica de la historia reciente de China y la recuperación de la subjetividad, del punto de vista en primera persona.

Wang Xiaoshuai (So closed to paradise, 1998; La bicicleta de Pekín, 2001; Sueños de Shanghái, 2005; In Love We Trust, 2007) cuenta en su última cinta una historia pequeña, doméstica y personal, que pone el foco en mostrar lo que supuso en la vida de las personas la política del hijo único que se impuso en 1979 y ha estado vigente hasta 2015.

Con un ritmo lento –el metraje es de tres horas– se despliega la historia de dos parejas, desde la juventud a la vejez, al tiempo que se muestra la evolución del férreo régimen de los 70 y 80 al actual comunismo de tintes capitalistas.

La narración fluye a través de un devenir de flashbacks, en ocasiones algo confuso, que consigue mostrar con viveza el dolor que genera la negación de las libertades individuales. Los actores protagonistas, Wang Jingchun y Yong Mei –Osos de Plata al mejor actor y mejor actriz en Berlín–, son capaces de transmitir todos los pliegues del sentimiento con su interpretación, puesto que el guion se apoya más en la acción que en el diálogo.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.