Hasta el último aliento

Juan Pablo II, el santo que cambió la historia

Página 1

Autor: Carlos Alberto Marmelada

Sekotia.
Madrid (2012).
570 págs.
26,90 €.

Esta biografía de Juan Pablo II se distingue por ser novelada, lo que en su caso no significa estar adornada con imaginaciones que convierten la historia en leyenda. Los datos de la vida de Karol Wojtyła están comprobados, casi todos los personajes son reales. Carlos Alberto Marmelada expone la materia a través de la investigación del protagonista, un sacerdote polaco encargado de reunir testimonios para la causa de beatificación. Escucha sobre todo a los que convivieron con “Lolek” en Wadowice y Cracovia, desde la infancia hasta su época de arzobispo. En Roma entrevista a Jerzy Kluger, el amigo judío de la escuela, reencontrado en los años sesenta, que facilitó la primera visita de un Papa a una sinagoga y el establecimiento de relaciones diplomáticas entre Israel y la Santa Sede.

Novelar en este caso es más que amenizar. Los hechos hoy conocidos fueron documentados a partir de quienes los vivieron, de modo que al recoger sus recuerdos, Marmelada brinda un relato más próximo a las fuentes y los escenarios. Los testigos dibujan entre todos un retrato humano de Karol Wojtyła, en el que sobresale que para él, lo primero eran las personas. Este y otros rasgos se muestran más que se dicen, dejando hablar a quienes los presenciaron. El libro es vivo principalmente por eso, antes que por los recursos literarios.

El libro da clara preferencia a los años anteriores a la elección para la sede papal. Son no solo la mayor parte, sino los que definieron a Wojtyła en lo fundamental. Su vida, como tantas otras, estuvo marcada por el horror de la guerra y largas décadas de libertad ahogada. Lo crucial fue la interpretación que él dio a aquella experiencia. Nunca se encerró en su propio sufrimiento, sino que se abrió al de los demás, pues no permitió que el mal sofocara el bien en su interior, convencido de que el bien, o sea Dios, puede más. Por eso cuadra en esta obra el capítulo dedicado a Auschwitz, con una reflexión sobre el mal inspirada en la del propio Juan Pablo II. Forma parte de la biografía, también porque en Karol Wojtyła, pensamiento y vida están en consonancia.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.