Héroes imaginarios

Imaginary Heroes

Página 1

Director: Dan Harris

Director y guionista: Dan Harris. Intérpretes: Sigourney Weaver, Emile Hirsch, Jeff Daniels, Michelle Williams, Kip Pardue. 111 min. Adultos. (XD)

Familia de clase media-alta en crisis. Una tragedia hace estallar el inestable equilibrio y… caída libre a los infiernos.

El problema de "Héroes imaginarios" es que nada de lo que cuenta es nuevo y la manera de contarlo no es original. Sin hacer demasiados esfuerzos de memoria, uno toma a un matrimonio maduro en crisis (desde "American Beauty" hasta "En la habitación") con un secreto ("La huella del silencio"), le coloca un adolescente problemático ("Thumbsucker", por citar sólo el último), añade un suicidio ("Elizabethtown") que haga estallar la crisis, y para reparar la pérdida, un buen chute de alcohol, sexo y drogas ("Algo en común"), y tiene "Héroes imaginarios".

La primera película dirigida por el hasta ahora guionista Dan Harris ("X Men 2", "Superman Returns"), de tan solo 26 años, se inscribe en una corriente prolífica del cine independiente norteamericano de bajo coste (10 millones de dólares), que corta y pega sin disimulo haciendo películas con retales. El público norteamericano parece haberse dado cuenta y no ha respondido en la taquilla (228.000 dólares) a pesar del atractivo reparto.

En descargo de la película de Harris, hay que señalar que va de menos a más. Es difícil empezar peor, con una secuencia realmente mala. La primera hora avanza entre el hastío y el desconcierto porque para ver lo mal que se lleva una familia bastan unos cuantos minutos. Con el despertar del personaje de Jeff Daniels la película toma un poco de vuelo, e incluso el final, con un giro de culebrón incluido, abre una puerta a la esperanza después de tanto desconcierto y vacío vital.

A Harris le falta capacidad de convicción en la construcción de los conflictos dramáticos y tiene graves problemas en la escritura de diálogos, que resultan tan artificiales y faltos de ritmo que seguro habrán puesto a los actores en más de un apuro.

Ana Sánchez de la Nieta

Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.