Guarda de niños a la medida

Página 1

El problema de muchas familias en que el padre y la madre trabajan fuera del hogar es encontrar quien se ocupe de los niños más pequeños. Para ayudar a resolverlo surgió hace cinco años en Múnich la empresa Familien Service (FS), que busca soluciones a la medida de cada familia. Hoy cuenta con oficinas en las doce ciudades principales de Alemania occidental.

La idea original fue importada de Estados Unidos, cuenta Le Monde (5-III-97). En la década de los años 80, la alemana Grisela Erler conoció allí una empresa que resolvía, en menos de 48 horas, el problema de los padres que trabajan fuera de casa y que necesitan que alguien cuide de sus hijos pequeños. Le pareció una iniciativa que cuajaría en Alemania occidental, donde faltaban infraestructuras públicas para la custodia de niños menores de seis años (guarderías o escuelas maternales). A diferencia de Alemania oriental -donde la tasa de cobertura de las guarderías alcanzaba al 84% de las familias-, en la occidental sólo llegaba al 4%.

Ante esa carencia, FS empezó a realizar un papel de intermediario comercial con el fin de resolver las necesidades particulares de los padres. Pero, a falta de personas disponibles, enseguida tuvo que crear un fichero de empleados del hogar, niñeras o nodrizas a domicilio, y estableció acuerdos con algunos jardines de infancia. Además de buscar y seleccionar a los candidatos, FS les forma para las tareas determinadas que solicitan los clientes. Tras cinco años de funcionamiento, FS cuenta en Múnich con 300 personas dispuestas a trabajar en estos servicios.

Como FS no disponía de financiación pública, organizó una mutua en unión con las empresas. Una veintena de empresas de Múnich se han asociado al proyecto. Pagan un abono variable -en función del tamaño de la empresa y sus necesidades- y adelantan unos 1.000 marcos por cada uno de sus asalariados que se benefician de los servicios de FS. Hoy, esta empresa tiene un volumen de negocios de 3 millones de marcos, trabaja cada año con unas 3.000 familias alemanas y cuenta con la colaboración de más de cien empresas de todo el país.

El éxito que ha cosechado FS entre las empresas no se debe sólo a que éstas busquen crearse una imagen social. Las compañías han comprobado también que la buena marcha de la familia de los empleados repercute en beneficio de la empresa, y que otras soluciones para facilitar el trabajo de los empleados que son padres jóvenes, como poner en la propia empresa una guardería, les resultan más costosas.

José María Garrido

Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.