Francia: Los trabajos a domicilio, redescubiertos como veta de empleo

Habrá nuevos incentivos fiscales para la custodia de niños en casa

Página 1

Habrá nuevos incentivos fiscales para la custodia de niños en casa

Con afán de crear empleo y de atender las necesidades familiares, el gobierno francés ha concedido desde 1992 ventajas fiscales para la promoción de trabajos a domicilio. Ahora, la ministra de Asuntos Sociales, Simone Weil, ha anunciado que habrá nuevos incentivos para la guarda de niños en casa, si bien aún no los ha concretado. Esta iniciativa del ministerio pretende además simplificar los complejos mecanismos para obtener los beneficios fiscales y el pago de las cotizaciones de la Seguridad Social.

Lo que se considera "empleo familiar" incluye trabajos como el cuidado de niños, ancianos o minusválidos y cualquier otra tarea doméstica que no haga competencia a las empresas comerciales (mantenimiento, jardinería, reparaciones...). Ya en 1992 se acordó que las familias que tuviesen un asalariado de ese tipo a su cargo (ver servicios 15/92 y 125/93) podrían deducir de sus impuestos el 50% de los gastos por ese concepto hasta un máximo de 13.000 francos (unos 2.230 dólares).

Estos cambios fiscales del año 1992 han hecho aparecer unos 92.000 empleos: de éstos, unas 60.000 personas que ya realizaban trabajos domésticos no declarados y otras 30.000 que han obtenido un nuevo empleo, según estimaciones de 1993.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.