Ética ciudadana. Más allá de una educación para la ciudadanía

Página 1

Autor: Rafael Gómez Pérez

Sekotia. Madrid (2007). 206 págs. 17 €.

La ética política o ciudadana constituye, dice Rafael Gómez Pérez, el compromiso personal de cada ciudadano con el bien común, independiente del poder estatal. Con ello, al tiempo que se fomenta una visión ética basada en el carácter perfectible del ser humano, se intenta encauzar el pluralismo y lograr una convivencia pacífica y respetuosa con las convicciones ajenas. Una propuesta que, como indica el subtítulo del libro, resulta mucho más acorde con la libertad de los individuos que la famosa Educación para la Ciudadanía porque la ética ciudadana no está creada a golpe de decretos ministeriales sino que palpita en la propia sociedad civil de la que surge.

En este libro de Gómez Pérez se revisan los principales temas de la ética social, desde la democracia hasta los abusos del poder, pasando por el relativismo, el nacionalismo o los derechos y deberes de los ciudadanos. Pero Gómez Pérez no intenta convencer; trata más bien de ofrecer criterios y proponer temas para la reflexión. Aunque no es en sentido estricto un manual, es lo bastante sistemático como para ofrecer una visión amplia de las implicaciones éticas de la política actual desde una perspectiva basada en la dignidad de todo ser humano.

Especial atención, por su actualidad, merece el capítulo dedicado precisamente a la Educación para la Ciudadanía. El autor se muestra contrario por la finalidad propagandística de la asignatura: a su juicio, es un mecanismo típico de Estados autoritarios para domesticar a la sociedad, una forma de someter la moral social a los vaivenes ideológicos del poder. Lo que reivindica Gómez Pérez en este libro tiene, sin embargo, una finalidad opuesta: acomodar el ejercicio del poder a las exigencias éticas.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.