Contrapunto

España: buena salud de cintura para arriba

Página 1

Contrapunto

El Ministerio de Sanidad acaba de publicar el informe La salud de la población española en el contexto europeo y del sistema nacional de salud, que recoge la situación sanitaria de la población y sirve de base a la política sanitaria para establecer prioridades y distribuir los recursos. Se trata del quinto informe sobre indicadores de salud de la población española -la primera edición es de 1990-, y aunque no se hacía desde 1999, los datos acumulados desde el principio permiten analizar la evolución de los problemas de salud. La presente edición, además, pone en relación la situación sanitaria de España con el resto de la Unión Europea.

El estudio ofrece gran variedad de datos sobre esperanza de vida, mortalidad y morbilidad, incapacidad y salud percibida, salud materno-infantil y hábitos y estilos de vida relacionados con la salud. En resumen, según el Secretario General de Sanidad, José Martínez Olmos, "el estado global de salud de los españoles es bueno; ha seguido mejorando durante la última década y sigue siendo globalmente mejor que el de los países de nuestro entorno". A la vista de los resultados, Martínez Olmos pone el punto de mira en el sedentarismo -por su influencia en la aparición de sobrepeso y obesidad- y en el exceso de consumo de tabaco, alcohol y ciertas drogas.

Sería bonito que solo nos tuviéramos que preocupar de que la gente se mueva más y beba menos, pero España tiene la segunda tasa de incidencia de sida más alta por cada 100.000 habitantes: 4,7 casos, solo superada por Portugal, con 7,82 casos por cada 100.000 habitantes. Es cierto que entre 1995 y 2003, la tasa de incidencia en España ha bajado un 75% (de 18,1 a 4,7) pero hay más de 20 países de la UE con tasas que empiezan por cero coma...

En cuanto a las tasas de otras enfermedades de trasmisión sexual (ETS), en especial la sífilis y la gonorrea, aunque no han sido muy altas en España desde que se tienen datos, en los últimos años han experimentando un ligero ascenso (muy similar en el resto de Europa, sobre todo en los países que formaban parte de la UE antes de 2004). En España, entre 2001 y 2004, el número de casos declarados de gonorrea por cada 100.000 habitantes pasó de 2,0 a 2,2, y de 1,8 a 2,7, en el caso de la sífilis.

No es una subida alarmante pero da que pensar que la sífilis y la gonorrea suban y el sida baje, cuando la "conducta de riesgo", la "protección recomendada" y las vías de contagio son idénticas. Y sorprende más aún, teniendo en cuenta que según las cifras hay más casos declarados de sida -es decir, más personas que pueden infectar a otras- que de otras ETS.

No obstante, mi "protección recomendada" es elegir bien adónde va uno de vacaciones. El 2,2 y el 2,7 son medias nacionales. Ahora mismo no recuerdo bien si Ceuta y Melilla son destinos muy turísticos, pero allí los casos declarados de sífilis son 11,9 y 14,5 por cada 100.000 habitantes. Es decir, entre 6 y 7 veces más que el total nacional. "Claro, África...". Sí, pero en Baleares la tasa es de 8,8 y en Asturias, 5,2. Con la gonorrea pasa lo mismo aunque no en los mismos destinos turísticos. La media nacional es de 2,2 casos pero en Melilla es de 82,8 (no es una errata). "Claro, África...". Sí, pero en Navarra es de 6,7; en Baleares, 5,1; en Cantabria, 4,4, etc. Se ve que cada "realidad nacional" is different.

Ignacio F. Zabala

Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.