En el nombre del padre

In the Name of the Father

Página 1

Director: Jim Sheridan

En el nombre del padre
In the Name of the FatherDirector: Jim Sheridan. Intérpretes: Daniel Day-Lewis, Pete Postlethwaite, Emma Thompson.

El irlandés Jim Sheridan (Mi pie izquierdo, El prado) convierte en película el trágico hecho real de los llamados Cuatro de Guilford. En 1974, estos jóvenes irlandeses, encabezados por Gerry Conlon (Daniel Day-Lewis), así como el padre y varios familiares de éste, fueron condenados y encarcelados como autores de un atentado del IRA contra un pub londinense, en el que murieron varias personas. Al cabo de quince años, fue reconocida su inocencia. El padre de Gerry no vivió para contarlo.

El suceso -que Gerry Conlon ha relatado en el libro Proved Innocent- conmovió a la opinión pública por la injusticia cometida. El film también ha desatado pasiones. Algunas licencias en el guión de Sheridan y Terry George, las protestas de algunos protagonistas de la historia, una proyección especial en el Parlamento inglés... El problema de Irlanda del Norte sigue siendo una gran asignatura pendiente en Gran Bretaña, pese a que ahora se vislumbren esperanzas de solución.

En el aspecto estrictamente cinematográfico, se trata de una película densa, donde se pone el acento en denunciar un sistema policial más interesado en encontrar un culpable que en descubrir la verdad. Las secuencias de los interrogatorios iniciales son estremecedoras, sobre todo porque no son tanto tortura física como psicológica. Más tarde, la historia sigue los cauces de un duro drama carcelario -drogas, matones y aislamiento son el pan de cada día-,presidido por la relación entre Gerry -que es un pobre colgado- y su padre Giuseppe, una persona sencilla y honrada que intenta ayudar a su hijo por todos los medios. A pesar de sus frecuentes discusiones, se quieren, y se irá produciendo entre ellos una cierta aproximación. En ese aspecto resulta ilustrativa una secuencia muy bien concebida: la proyección en la cárcel de El padrino de Coppola. Sheridan muestra la escena en que don Vito expresa las esperanzas que tenía puestas en el futuro de su hijo Michael. Es justo en ese momento cuando se produce el alejamiento definitivo entre Gerry y un miembro del IRA; algo sobre lo que Giuseppe ya había aconsejado a su hijo.

Siete candidaturas a los Oscars reúne este film, entre ellas las de mejor película y director. Han sido justamente destacadas las interpretaciones: últimamente, Day-Lewis demuestra ser un verdadero camaleón; pero hay que citar también al poco conocido Pete Postlethwaite, brillante en el personaje del padre. La puesta en escena subraya con acierto la sensación claustrofóbica de estar encerrado entre cuatro paredes.

José María Aresté

Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.