El Tribunal Europeo de Justicia protege el permiso por maternidad

La retribución durante ese periodo deberá acumular las subidas salariales de la empresa

Página 1

El Tribunal Europeo de Justicia ha dado la razón a un grupo de enfermeras de Irlanda del Norte en una demanda salarial relativa al permiso por maternidad. En este caso, los jueces han sentenciado que el sueldo de la excedencia por maternidad debería haber acumulado una subida salarial que se acordó con efecto retroactivo.

El Tribunal de Luxemburgo señala que la mujer con permiso por maternidad debe recibir el aumento salarial concedido antes o durante ese periodo. "Negar tal incremento de sueldo a la mujer con permiso por maternidad la discriminaría en cuanto trabajadora, puesto que, en caso de no estar embarazada, habría recibido esa mejora salarial". Los magistrados no exigen que la mujer tenga que recibir el salario pleno durante esa excedencia. Pero determinan que la cantidad pagada no puede ser tan baja que prive de sentido al permiso por maternidad, que está previsto para proteger a la mujer antes y después de dar a luz.

Las querellas iniciales habían sido desestimadas en 1991 por un juzgado de Belfast. Éste consideró que las dieciséis mujeres no eran tratadas desfavorablemente, porque recibían un conjunto de ayudas específicas por maternidad.

La ley británica prevé que las mujeres con permiso parental cobren el 90% de su salario habitual durante las seis primeras semanas y 52,20 libras semanales (unas 10.000 pesetas) por las siguientes 12 semanas de excedencia.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.