El día D del desembarco del libro digital en Europa

Página 1

En la vieja Europa parecemos reacios al libro digital, no en vano somos herederos directos de Gutenberg. Nos cuesta el cambio. Nuestra industria editorial sigue viendo su primera amenaza en el fantasma de la piratería, escondiéndose en el parapeto de “no hay mercado suficiente” para no lanzar proyectos innovadores a los 650 millones de lectores en español. Y es que los datos del Comercio interior del Libro en España en 2010 parecen darles la razón. [1]

La facturación total ha sido de 2.890 millones de euros, de los que sólo 70,45 millones correspondían a libros digitales: esto es, un 2,3%. Respecto a 2009, la venta del libro en España ha caído un 7,8%, cifra nada despreciable, y no sabemos si hubiera sido peor de no haber existido la “opción” digital, que se ha incrementado un 37,9% al compás de las ventas de soportes.

Llegan los grandes

Sin embargo, el último trimestre de 2011 –con más precisión: los primeros diez días de octubre– parece ser el día “D” del desembarco de las ebookstores de los grandes en Europa: Amazon, Google y Apple. Algo de mercado deben ver, y algunos datos de tendencia de consumo del lector medio europeo han de tener, para irrumpir conjuntamente en el mercado europeo. En Inglaterra este verano la venta de los bestsellers han sido digitales en un 50%, ya que es más fácil llevar los libros elegidos en un ereader, como Kindle o iPad.

Amazon ya distribuye Kindlebooks en Inglaterra, Alemania y desde el 7 de octubre en Francia. El 14 de septiembre abrió sus puertas virtuales en España. Pero por ahora, en España y en Italia lo que vende son libros impresos; los Kindlebooks no están disponibles. La conexión a Internet en España es un 21% más cara que en Europa, y esto limitaría el uso masivo de Kindle, además de la escasez de espacios wifi. Pero no tardará en llegar si se cumplen las expectativas de ventas de la tableta Kindle Fire, hecha no para ganar dinero –su precio es por debajo del coste de producción– sino para ganar la guerra de la venta de ebooks.

La primera semana de octubre, Google inició su tienda de ebooks en Inglaterra, y pronto lo hará en Canadá y Australia. Cuenta con los fondos de Hachette, Random y Penguin, además de los dos millones de libros de dominio público ya digitalizados. Y junto a la opción de comprar directamente a través de Google señala otras ebookstores como Amazon.com.

También la primera semana de octubre Apple lanzó su iBookstore en español, después de la alianza realizada con Planeta, Random y el resto de editoriales distribuidas por Libranda [2].

Tras la Feria de Frankfurt

La perspectiva global la ha ofrecido la Feria del Libro de Frankfurt, celebrada del 12 al 16 de octubre. Este año la presencia del mundo digital ha sido de mayor relevancia que nunca, a pesar de que en Europa estemos lejos de alcanzar el 20% que representa la venta de ebooks en el mercado estadounidense. El director de la Feria, Jürgen Boos, que puso como lema de la Feria Repensar, renovar, hizo una mención expresa a la importancia de los dispositivos de lectura: Kindle, Kboo, Sony, IPad... Todos ellos impulsores de la lectura digital. Según Boos, “en Estados Unidos, el libro digital no le ha quitado el 20% al libro impreso sino que ha hecho crecer el mercado”.

El paradigma del libro en papel, quieto en la estantería de una librería, ha cambiado. Ahora lo que se plantea es: ¿cómo ser más fácilmente encontrado por los lectores en el gran océano de la red? Hay que familiarizarse con la palabra metadatos, como única vía de presencia en la red y garantía de visibilidad. Los metadatos de un libro incluyen toda la información (ficha bibliográfica, biografía del autor, páginas web, etc.), que contribuyen a que los buscadores posicionen mejor el libro

La semántica y los datos son los pilares del entorno Web 3.0 [3]. Sólo una utilización y una comprensión profunda de los metadatos, puede hacer que los contenidos –libro o blog, o cualquier otro texto– sea visible en la red. [4]

Más royalties para el autor

Parece que van llegando los cambios provocados por la desaparición de los costosos modelos de producción y distribución del papel. El agente literario Andrew Wiley ha dicho en la feria que el 50% de royalties para el autor llegará a ser una norma aceptable para la edición digital. Un gran paso, desde el primer escalón, que es que el autor copaga la edición, hasta el 15-20% para un autor ya consolidado, con la clara excepción de los royalties de autores de bestsellers.

Para corroborar esto Amazon ha lanzado en la misma Feria una suculenta oferta a aquellos autores que quieren seguir el camino de la autoedición. ¿Qué autor puede rechazar el 70% de beneficio sobre cada libro vendido y un balcón a la mayor comunidad comercial del mundo?

La visión de Joe Bezzos de Amazon es la del gran río del comercio electrónico para toda la tierra. Ya es un impetuoso caudal que va arrollando a su paso todo cuanto encuentra y cambiando el paisaje. ¿Qué pasaría en España si se implantasen el sistema de préstamo de libros de texto digitales que ya se realiza en EEUU?

La socialización de la lectura, o lo que ya se llama lectura compartida [5], es uno de los mayores beneficios de la lectura digital. Indudablemente los soportes de lectura facilitan una rápida comunicación de ideas, impresiones y recomendaciones, tanto para los lectores como para editores.

El modelo de convivencia del libro impreso y digital es globalmente aceptado. Los interrogantes pueden ser: ¿se harán las editoriales españolas con el mercado digital hispanohablante?. Y más de fondo, ¿la lectura digital y su entorno servirán para que sean más los que lean, y éstos logren una visión crítica y contrastada de las tendencias culturales?

__________________________

Notas

[1] “Avance Comercio Interior del libro en España” Junio 2011. Elaborado por Conecta para la Federación del Gremio de Editores de España

[2] www.libranda.com

[3] http://en.wikipedia.org/wiki/Semantic_Web

[4] Ed Nawotka, Editor-in-Chief de Publishing Perspectives.

[5] http://www.youtube.com/watch?v=rcZQPSMbyLo


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.